El cuerpo hallado ayer por la tarde en el Periférico Ecológico corresponde a Susana Cerón Zenteno, confirmaron la tarde de este viernes sus familiares quienes exigieron la detención de Efrén Hernández Romero, policía estatal y pareja sentimental de la víctima.

A través de redes sociales una de sus familiares confirmó que tras las diligencias correspondientes y el cotejo de las muestras, se confirmó que el cadáver hallado ayer en una cuneta del Periférico Ecológico, a la altura del Bulevar Forjadores, es el de Susana Cerón.
 

"Compañeros lamentablemente confirmamos que mi tía Susana Cerón Zenteno, fue víctima de feminicidio. Gracias por ayudarme a difundir su desaparición. Solo pedimos que encuentren al policía asesino, Efrén Hernández Romero y se haga justicia. #JusticiaParaSusana", escribió su sobrina.

La confirmación de la familia se da apenas unas horas después de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el fiscal General del Estado, Gilberto Higuera Bernal adelantaran que por algunos rasgos y principalmente la ropa se podía presumir que se trataba de esta mujer de 33 años de edad y madre de tres hijos.

Asimismo el mandatario adelantó que ya existía una orden de aprehensión contra Efrén por la desaparición de Susana, sin embargo al confirmarse su asesinato ahora el delito deberá actualizarse al de feminicidio, según explicó el funcionario.
 


"Si llega a corroborarse que es Susana Cerón, pasaría a ser feminicidio (...) ¿qué nos lleva a pensar la posibilidad de ello?: la ropa. El lugar donde se encuentra es un terreno baldío sobre el Periférico Ecológico y Forjadores, en el municipio de Cuautlancingo", detalló el funcionario.

Además calificó el hecho como algo abominable y tachó de "chacal" a Efrén Hernández Romero, policía estatal que se encuentra prófugo desde la desaparición de Susana y que tenía su domicilio a escasos 10 minutos de donde fue hallado el cadáver de la mujer, también en el municipio de Cuautlancingo.


El cuerpo se Susana  fue localizado ayer por la tarde noche y se dio parte a elementos de la Policía Municipal de Cuautlancingo, los cuales junto con paramédicos confirmaron que se trataba de una mujer embarazada que ya no tenía signos vitales.

La víctima estaba semidesnuda, con una herida en la pierna,  y golpeada, y abandonada en una cuneta de difícil acceso tanto vehícular como peatonal, sin iluminación por la noche ni cámaras de seguridad cerca.