La mariguana es una planta que puede ser empleada para diversos usos medicinales.

Cuando se habla del uso medicinal de la mariguana, también es importante destacar que se hace referencia a cremas y aceites.

A pesar de lo anterior, es importante destacar que su uso medicinal no funciona como cura para las distintas enfermedades, sino que únicamente alivia una serie de síntomas que se presentan.

Por ejemplo, en personas con anorexia, se recomienda su uso para incrementar el apetito.

Además, por la somnolencia que a veces genera el consumo de marihuana, algunos suelen emplearla para casos graves de insomnio.

Además, las propiedades relajantes del cannabis hacen que algunas personas la empleen como como ansiolítico.

Respecto al alivio del dolor, estas mismas propiedades hacen que la marihuana sea recomendada a pacientes con dolores crónicos o bien en un estado terminal.

También suele emplearse en las personas que sufren epilepsia, pues la sustancia en cuestión funciona como anticonvulsivo.

Otras enfermedades en las que se emplea son parkinson, alzheimer, esclerosis múltiple, lupus, psoriaris y acné.