La serie de “Repechaje” en este 2020 es quizás una de las más disparejas que se hayan visto, pues dentro se encuentran equipos que han conseguido campeonatos recientes hasta otros que no han ganado nada en un lustro.

Es el caso de Monterrey y Puebla, quienes se enfrentarán el próximo domingo para definir a uno de los ocho invitados a la Liguilla y que se verá las caras nada menos que con el superlíder León.

Monterrey llega con una ventaja suprema incluso en las apuestas, pues ha conseguido de manera reciente prácticamente todo: trofeo de Liga, Copa MX y Concachampions, hecho que lo convierte en uno de los máximos favoritos para llevarse no sólo esta llave, sino el torneo Guard1anes 2020.

Por su parte, el equipo poblano no está ni cerca de alcanzar a los Rayados, teniendo en su haber apenas una Copa MX que ganó en 2015, año en que alcanzó a entrar a la “fiesta grande” donde fue desechado por Toluca en cuartos de final.

 

Ventaja de antaño

La Franja deberá lidiar con un “campeonísimo” que en su casa suele hacerse más fuerte. Una de las cuestiones que sacan de balanza a los comandados por Juan Reynoso es que el duelo será a un solo partido y éste se jugará en el Estadio BBVA, casa de los regios, donde Puebla no ha conseguido ganar desde el año 2018, cuando derrotó a dicha escuadra por 3 goles a 1.

La victoria más reciente de la Franja sobre Monterrey data de ese mismo año, cuando se impusieron por 2 goles a 1 en el Estadio Cuauhtémoc durante la jornada 8 del Apertura. En ese entonces, Christian Tabó (quien aún milita con el club, pero que posiblemente no vea acción por indisciplina) y Lucas Cavallini anotaron las dianas de la victoria.

Para Puebla, el reto se encuentra en resarcir el daño que les provocaron los Rayados recién en la jornada 14, donde cayeron 3 goles 1 ante su próximo rival. Los entrenamientos han seguido de manera normal para ambas escuadras con el fin de llegar a tope en el que podría ser su último compromiso del año.

Puebla o Monterrey, ¿qué dice usted?

Foto: Agencia Enfoque