Dos hombres fueron ejecutados a balazos y uno más resultó herido durante un aparente ataque directo ocurrido el fin de semana en el municipio de Chignahuapan, a donde se movilizaron agentes policiacos de diversas corporaciones así como paramédicos de la región. 

La mañana del 14 de noviembre, a las 10 horas, cuatro sujetos con armas largas y a bordo de un vehículo, localizaron a sus víctimas en la localidad de El Paredón. Ahí activaron sus armas de fuego y dispararon contra tres hombres para después huir. 

Vecinos del lugar al escuchar las detonaciones llamaron al número de emergencias 9-1-1, por lo que paramédicos, policías municipales, elementos de la Guardia Nacional (GN), Policía Estatal y Ejército Mexicano se trasladaron al sitio. 

En el punto los cuerpos de auxilio encontraron a dos hombres tirados, con sangre y heridos con proyectiles de arma de fuego; luego de las revisiones confirmaron el deceso de las víctimas por lo que la zona fue acordonada y asegurada, hasta el arribo de los agentes ministeriales. 

Una vez en el lugar, los elementos de la Fiscalía General del Estado de Puebla comenzaron con las pesquisas e indagatorias correspondientes, de tal forma que algunos colonos indicaron que hubo un tercer herido, el cual sobrevivió y fue llevado a un hospital por sus propios medios. 

Aunque los agentes policiacos de las diversas corporaciones llevaron a cabo un operativo de búsqueda no lograron encontrar a los responsables

Concluidas las diligencias, las autoridades de investigación ordenaron el traslado de los cuerpos a la morgue y dieron inicio a la carpeta correspondiente a fin de esclarecer los hechos; a pesar de que se presume un ataque directo, no se descartan otras líneas de investigación.