Un joven de 27 años de edad, murió la mañana de este jueves frente a la Central de Abasto, luego de que el conductor del automóvil en el que viajaba chocara contra una unidad de carga, cuyo operador al creer que él había tenido la responsabilidad escapó del sitio.

El fatal accidente se registró este 12 de noviembre a las 5:30 horas, sobre la Vía Corta a Santa Ana a la altura de la calle 108 Poniente en la colonia Profesor Jorge Murad Macluf.

Los peritajes llevados a cabo por los agentes viales del municipio concluyeron que el conductor de un automóvil Dodge Attitude color gris, modelo 2017 con placas de Puebla, circulaba de sur a norte sobre la Vía Corta a Santa Ana; al pasar un tope localizado a la altura de la calle 108 poniente perdió el control sobre la unidad para después colisionar contra un vehículo que no fue hallado en el punto.

No obstante, testigos refirieron que se trató de un camión de carga, cuyo operador al darse cuenta de los hechos y pensar que él había tenido la responsabilidad, huyó del sitio.

Las diligencias por parte de las autoridades viales señalan que el automovilista conducía con falta de precaución y en aparente estado de ebriedad, situación que derivó en el accidente, donde el joven que iba en el asiento del copiloto de la unidad Dodge murió a causa de los golpes pues el vehículo quedó casi destrozado.

Ante tal situación, el conductor del vehículo gris, que también resultó herido, fue llevado al Hospital General del Norte bajo custodia policiaca para que en cuanto sea dado de alta quede a disposición del agente del Ministerio Público para las investigaciones a las que haya lugar.

Endurecen sanciones a quienes provoquen accidentes

El Congreso de Puebla aprobó elevar las sanciones por causar la muerte en accidentes viales por conducir en estado de ebriedad, y por provocar la esterilidad a mujeres.

Lo anterior se da a raíz del fatal accidente en el que el conductor de un Mustang posteriormente identificado como funcionario del Ayuntamiento de Coronango, provocó la muerte de tres mujeres que lo acompañaban, ya que iba alcoholizado y a exceso de velocidad.

Este hecho ocurrido en la colonia Villa Verde llevó al Congreso a aprobar una modificación al artículo 85 bis del Código Penal del estado, en el que ahora se sancionará con la cancelación definitiva de la licencia para conducir vehículos a las personas que provoquen la muerte de otras por manejar en estado de ebriedad.

Esta sanción es adicional a la pena que ya existe actualmente, y que llega a los 15 años de prisión.

En el artículo 86 se estableció que cuando el homicidio sea provocado por actos u omisiones de los choferes del transporte público la sanción será de seis a 15 años de prisión, e inhabilitación de seis a 10 años para transportar pasajeros.