Con una inversión de 7 millones de pesos, el gobierno municipal de Juan Galindo puso en marcha un proyecto de captación de agua y construcción de un tanque elevado, mismo que surtirá la red de agua potable de las localidades de Necaxa y Nuevo Necaxa, con lo que se pretende solucionar el problema de escases del vital líquido que se ha agudizado en los últimos años.

Esta información fue dada a conocer por el presidente municipal de Juan Galindo, Carlos Garrido, quien además señaló que su gobierno pretende construir una planta de tratamiento de residuos.

A su vez estos residuos generarían gas que podría emplearse para producir energía eléctrica para alumbrado público o consumo interno, ya que la planta se instalaría en un predio dado en comodato por el Sindicato Mexicano de Electricistas, adjunto a la subestación El Salto.

El alcalde dijo que con estas obras se resolvería el abasto hasta por 30 años en el suministro de agua y en el caso de la planta tratadora se resolvería de fondo el problema de basura que aqueja al municipio, e incluso sería el primer ayuntamiento de la región que recurre a una solución sustentable.