El ayuntamiento de Puebla aún no gasta 2 mil 35 millones de pesos de su presupuesto para 2020 y que representan el 31 por ciento de los 6 mil 600 millones que le fueron autorizados para este año.

El tesorero municipal Armando Morales Aparicio rechazó que el monto disponible vaya a convertirse en un subejercicio, pues aseguró que la totalidad del presupuesto se ejercerá durante el último bimestre de 2020.

Durante su comparecencia ante el Cabildo, como parte del segundo informe de labores de la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco, el funcionario también aseguró que no hubo subejercicio en 2019, como lo aseguraron regidores opositores de la alcaldesa.

Un promedio de 33.9 mdp diarios deberá aplicar la comuna

Este miércoles, Morales recordó que al inicio de 2020 el presupuesto de la capital de Puebla era de 5 mil 290 millones 8 mil 877 pesos, pero por ampliaciones presupuestales federales se modificó y aumentó a 6 mil 600 millones 666 mil 419 pesos.

Del presupuesto total, están comprometidos 748 millones 216 mil 640 pesos que representan el 11.3 por ciento. Esto significa que los recursos forman parte de contratos de adquisiciones ya formalizados.  

Otros 449 millones 973 mil 461 pesos están “precomprometidos”, lo que significa que están en procedimientos de compra o de adquisiciones que forman parte de la planeación administrativa de las dependencias municipales y que todavía no se llevan a cabo.

Finalmente, 2 mil 35 millones 478 mil 136 pesos están “disponibles”, cifra que equivale al 31 por ciento del presupuesto total y la cual deberá ejercerse en los dos meses que le restan al 2020.

La aplicación de los recursos disponibles implicaría un promedio de gasto de 33.9 millones de pesos diarios, si se toman en cuenta los 60 días que faltan para que concluya el año.

Ante la pregunta insistente de los regidores acerca de que si se garantiza que no habrá un subejercicio de los recursos, el tesorero afirmó que se aplicarán en tiempo y que un porcentaje de estos contempla el pago de la nómina y de las prestaciones de fin de año, por un monto de 729.4 millones de pesos.

Otro monto pendiente por aplicar que forma parte de los recursos “disponibles” es el referente a la “inversión pública”, en obras de infraestructura o desarrollo social, el cual asciende a 349 millones 287 mil 862 pesos.

Presumen reducción de la deuda municipal

En otro punto de su exposición, Morales Aparicio presumió una reducción de la deuda pública que Claudia Rivera heredó de gobiernos pasados, al pasar de 180 millones 545 mil 988 pesos en septiembre de 2019 a 82 millones 403 mil 306 pesos en el mismo mes de este año, lo que implica una baja del 30.7 por ciento.

El tesorero dijo que para no perder recursos federales que no se habían aplicado a finales de 2019, se decidió hacer un abono al saldo de la deuda pública, con lo que la cifra disminuyó considerablemente.