La pareja de veracruzanos que fue linchada el domingo por la noche en el municipio de San Nicolás Buenos Aires, ya había sido reportada como sospechosa un día antes en la localidad de Lázaro Cárdenas, del municipio de Tlachichuca, por lo que incluso fue detenida.

Fuentes oficiales confirmaron la versión difundida en redes acerca de la detención previa de la que fueron objeto Edmunda Adela Martínez Velázquez y Arturo Martínez Morales, de 43 y 46 años de edad, en el municipio de Tlachichuca.

Se sabe que Edmunda y Arturo fueron vistos un día antes, es decir el sábado 24 de octubre, en la localidad de Lázaro Cárdenas del municipio de Tlachichuca, donde la gente también los señaló de haber intentado robarse a un niño.

Por ese motivo elementos de la Policía Municipal de Tlachichuca ubicaron la camioneta Dodge Durango blanca en la que viajaban ambos y procedieron a su detención, llevándolos a la comandancia para realizar una revisión.

A través de Facebook fueron difundidas imágenes que muestran a Arturo y Edmunda en la comandancia de Tlachichuca, incluso con la misma ropa que llevaban al momento en el que fueron linchados en San Nicolás Buenos Aires.

Se sabe que aproximadamente a las 17:00 horas del 24 de octubre la pareja fue liberada al no haber indicios de ningún delito, pero no fue sino hasta más de 24 horas después que se volvió a saber de ellos pues los vecinos de Emilio Portes Gil ubicaron la camioneta y a la pareja, que había sido exhibida en redes sociales, cuando se encontraban en una tienda.


A diferencia de lo que ocurrió en Tlachichuca, los pobladores de Emilio Portes Gil no llamaron a las autoridades y de inmediato retuvieron a Edmunda y Arturo, esto porque desde un día antes habían sido alertados por redes sociales de que dichas personas, supuestamente, se robaban a los niños.

Cabe señalar que hasta el momento no existe evidencia de que en Tlachichuca o en San Nicolás Buenos Aires la pareja hubiera estado relacionado con el rapto de algún menor, sin embargo la Fiscalía General del Estado ya trabaja en la identificación de las personas que incitaron al linchamiento.