En 2019 México se colocó en el tercer lugar de los principales productores de plantas ornamentales a nivel mundial.

En la feria más grande de la horticultura del año pasado, Morelos, la Ciudad de México, Jalisco, el estado de México y Puebla, encabezaron el 90% de la producción, generando 10 mil 720 millones de pesos en el consumo interno de flores y plantas. 

Así lo informó el diputado federal de Morena, David Orihuela Nava, quien exhortó la Secretaría de Salud (SSA), a los gobiernos estatales y municipales, coordinen y apliquen una estrategia que permita, la apertura de los panteones este 1 y 2 de noviembre, con todas las medidas de sanidad pertinentes para evitar la propagación y contagios de coronavirus.   

Señaló que tan solo en 2016, a nivel mundial, la producción floral se estimó en 55 mil millones de dólares. En nuestro país, la producción de ornamentales genera 3 mil 600 millones de pesos y se estima que es responsable de generar 188 mil puestos de trabajos permanentes, 50 mil eventuales y hasta un millón de empleos indirectos. 

Es por ello que consideró que la decisión de gobiernos estatales de cerrar los panteones el próximo 1 y 2 de noviembre, implicaría un duro a la economía familiar, específicamente de las familias de floricultores que ven en estas fechas sus mayores índices de ventas en el año”. 

“La floricultura es una actividad enraizada en la tradición cultural y productiva mexicana. Esta industria gira entorno a la producción masiva de plantas para su uso decorativo. Los productores llamados floricultores, producen plantas de jardín, para su uso por jardineros, paisajistas, decoradores de interiores y venta de flores cortadas en floristerías o florerías”.  

Resaltó que México ocupa el lugar número 17 como exportador a Estados Unidos de América (EUA) y Canadá. Destina 20 por ciento de su producción, mientras que el 80 restante se queda en el país. 

Orihuela Nava, señaló que durante esta pandemia los productores y vendedores de flores se han visto severamente afectados, pues las fechas más importantes de su año laboral se vieron severamente afectadas por la cuarentena. El día de las madres y el día del padre muchos mercados permanecieron cerrados al igual que los panteones, por lo que las ventas fueron mucho más bajas de lo esperado al inicio del año. Para noviembre próximo se estima que los panteones permanezcan nuevamente cerrados durante el 1 y 2 de noviembre, mermando nuevamente la capacidad de venta del sector. 

“Si bien nos encontramos ante un escenario en el que debemos procurar la salud de las y los mexicanos ante la propagación del virus, es importante ser conscientes de que estamos viviendo en una nueva normalidad, y ha sido en ese contexto que varias actividades se han retomado con sus debidas medidas de sanidad y distancia, con el objetivo de impulsar la economía nacional y, sobre todo, apoyar los negocios de las familias mexicanas”, finalizó.