Por pandemia y cierre de panteones, la flor para el Día de Muertos, tanto de terciopelo o moco de pavo, así como la de cempasúchil presentaron un aumento en su precio.

Cada año la flor que se vende más cara es la de moco de pavo, sin embargo, en esta ocasión, una maleta se puede encontrar hasta en 150, cuando anteriormente llegaba a oscilar hasta lo hasta los 200 pesos, incluso 250 y por muy cara llegaba a tener el precio de 300 pesos.

Ahora la más cara es la de cempasúchil, la cual, por maleta alcanza los 350 pesos, la razón es porque casi no se sembró, debido a la lluvia que no permitió a los productores poder cultivarla, además, por la pandemia, los campesinos decidieron no arriesgarse. 

Andrea Llanos López, productora de flor, mencionó que como costumbre, la venta de subproducto inicia desde una semana antes del 2 de noviembre, esperando venderla toda y apartando cierto porcentaje de su cosecha para las personas que acuden como tradición a los panteones a visitar a sus familiares, sin embargo, este año ha sido diferente, y es que iniciaron las ventas casi dos semanas antes de Día de Muertos considerando el cierre de los campos santos.

Agregó que aunque algunas juntas auxiliares mantendrán abiertos esos lugares, para los productores no sería suficiente, ya que no se cubren los gastos invertidos.

Por último Llanos Cruz dijo que esperan el próximo miércoles poder recuperarse aunque sea un poco, con tal de no quedarse con las manos vacías, "ha sido un años difícil para muchos", mencionó.