El enfrentamiento entre Reboceros de La Piedad Tecos dentro de la Liga Premier de México tuvo que ser detenido por varios minutos debido a la presencia de un panal de abejas en uno de los banderines de tiro de esquina, en el Estadio Juan Nepomuceno López.

Los jugadores de La Piedad fueron quienes se percataron de las abejas en un cobro de esquina a favor (5’), por lo que rápidamente dieron aviso al cuerpo arbitral para interrumpir las acciones.

Las cámaras de televisión apuntaron en seguida hacia ese costado del campo y confirmaron la invasión de los insectos voladores en el terreno de juego.

Ante el riesgo de suspenderse el partido, las autoridades del inmueble tuvieron que despejar al área y colocar un nuevo banderín para evitar picaduras. De esta manjera el partido se vio interrumpido por casi media hora, mientras los encargados del campo trataban de quitar el panal.

Los futbolistas de La Piedad se refugiaron en su banca, mientras que sus similares de Tecos corrieron hacia el vestidor para protegerse. Fue necesario utilizar el equipo de sanitización para deshacer el panal de la cancha, por lo que rociaron líquido en la zona.