Los Angeles FC lograron llevarse el triunfo en una edición más del Clásico del tráfico, pues este domingo derrotaron 2 goles por 0 a un LA Galaxy que no pudo contar con Javier Hernández ni si quiera en la banca.

El encuentro significó también la vuelta a la cancha del mexicano Carlos Vela con LAFC, quien en el retorno anotó un verdadero golazo para sellar la victoria del cuadro local.

Los 'Black and Gold' lucieron mejor desde el primer tiempo. Diego Rossi estuvo cerca de abrir el marcador al minuto 12, pero su disparo terminó por estrellarse en el travesaño. El panorama terminó por complicarse para los galácticos después de que Giancarlo González frenara a Rossi en los linderos del área, jugada que se marcó como peligrosa y temrinó con la expulsión del jugador tico.

La figura de Jonathan Klinsmann se fue engrandeciendo con el paso de los minutos. El arquero del Galaxy comenzó a mostrarse contundente y fue gracias a sus intervenciones que logró evitar la caída de su arco al menos en el primer lapso.

 

Clásico con sabor mexicano 

Una jugada polémica que nació desde el área del LAFC cambió el rumbo del partido. En una recuperación parecía que el esférico había abandonado el campo y desde ahí la pelota le cayó a Rossi, quien sirvió para Danny Musovski. El jugador sólo tuvo que picar la pelota ante la salida del portero y abrió el marcador al 58'. Pese a la revisión del VAR, el tanto terminó por concederse.

Pese a que el conjunto de Schelotto dio señales de reacción, el regreso de Carlos Vela impidió que Galaxy se hiciera presente en el marcador. El mexicano volvió después de una lesión en el tobillo que lo había dejado fuera por casi toda la campaña; su regreso se dio al minuto 70 en sustitución por Brian Rodríguez.

Cuando parecía que todo acabaría en una victoria mínima, “Cracklitos” frotó la lámpara y marcó el segundo tanto con un sutil toque en el área para decretar la victoria. De esta forma los 'Black and Gold' obtuvieron los tres puntos y otro clásico al conteo, mientras que el Galaxy parece encaminado a no ingresar a postemporada.