La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó  en definitiva la suspensión del decreto federal que modifica las reglas para que las nuevas plantas privadas generadoras de energía renovable se conecten al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), y que beneficiaba a la CFE.

El decreto fue publicado el pasado 15 de mayo por la Secretaria de EnergíaRocío Nahle, pero impugnado por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), que alega una invasión a sus atribuciones para regular temas de libre competencia y concurrencia en el sector.

La Corte no tiene plazo para resolver el fondo de las controversias, es decir, si el Acuerdo de Sener es inconstitucional, pero las suspensiones estarán vigentes durante todo el tiempo que tome el trámite de los juicios, que puede ser más de un año.

Sin debate alguno, la Primera Sala de la Corte declaró ayer infundado un recurso de reclamación que la Consejería Jurídica del Ejecutivo federal había interpuesto contra la suspensión.

El fallo es adicional a por lo menos 40 suspensiones concedidas por los dos jueces federales especializados en Competencia Económica, como parte de amparos promovidos por empresas generadoras de energías renovables, las cuales consideran que el “Decreto Nahle” es un ataque frontal a la certeza jurídica de las inversiones, además de que favorecía a la CFE y perjudicaba a los consumidores mexicanos.

La denominada nueva Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, que seguirá frenada, establece que los permisos de interconexión que soliciten generadores de energía solar y eólica pueden ser rechazados si se considera que las redes eléctricas están saturadas o no tienen suficiente generación firme para darles respaldo.

 La suspensión, ratificada ayer en definitiva, fue otorgada el pasado 25 de junio por el Ministro Luis María Aguilar, quien ha concedido suspensiones adicionales en controversias promovidas por los estados de Jalisco, Colima y Tamaulipas, que también impugnaron por su cuenta el Acuerdo de la Sener. Tribunales colegiados de circuito también han ratificado las más de 40 suspensiones promovidas por particulares, aunque esos resolutivos sólo beneficiarían a sus empresas, sin anular en su totalidad el Acuerdo. En cuanto a las controversias de Gobiernos estatales ante la Corte, eventuales sentencias a su favor sólo tendrían efectos para dichas entidades. De ahí que la controversia de la Cofece es el juicio que podría tener el efecto más amplio de anular en su totalidad el “Decreto Nahle”.