Este sábado, el mexicano Julio Urías escribirá su nombre en la historia de las Grandes Ligas y del béisbol mexicano cuando se convierta en el cuarto pitcher azteca en abrir un partido de Serie Mundial.

Tras concretarse la derrota de Dodgers de Los Ángeles (6-4) ante los Rays de Arizona en el segundo juego del Clásico de Otoño -que se encuentra empatado a una victoria por novena-, el manager Dave Roberts reveló que Walker Buehler ha sido elegido como el lanzador en el juego del viernes, mientras que el sinaloense será el encargado de abrir el cuarto partido el próximo sábado.

Con la decisión, Urías se unirá a la prestigiosa lista encabezada por Fernando Valenzuela, quien apareció en la lomita en 1981 con los mismos Dodgers, seguido por Aurelio López en 1984 con los Tigers de Detroit y de José Urquidy en 2019 con los Astros de Houston.

Para el pitcher mexicano la postemporada ha sido de ensueño con el equipo californiano luego de haber ganado los cuatro juegos en los que ha aparecido, con los que se convirtió en el serpentinero azteca con más triunfos en los playoffs, juegos en los que recibió apenas una carrera limpia para ligar una efectividad de 0.56 en 16 entradas.

La última ocasión en que Urías apareció en la lomita lo hizo como relevista en el Juego 7, ante los Braves de Atlanta, a quienes les escondió la pelota para mandarlos a su casa en las últimas tres entradas, catapultando a los Dodgers directo a la Serie Mundial.