Caótica tarde la que tuvo este miércoles el Real Madrid luego de perder en casa ante Shakhtar, en lo que supuso su primer partido dentro de la UEFA Champions League.

Los tres primeros goles en contra cayeron recién en la primera mitad por obra de Teté (29’), Raphaël Varane (autogol al 33’) y Manor Salomón (al 42’), recordando la manera en que fue despachado del certamen anterior cuando no pudo si quiera “meter las manos” ante el Manchester City.

Al Minuto 54 Luka Modric anotó el descuento para los locales; 5 minutos después Vinícius Júnior hizo lo propio y acercó al cuadro merengue en el marcador, aunque la derrota fue prácticamente inminente.

El resultado terminó por lucir de escándalo dado que se trata de apenas la segunda ocasión en que el Real Madrid recibe tres goles como local en una mitad durante juego de la Liga de Campeones. La única ocasión en que ocurrió data de febrero del 2000, ante el Bayern Munich.

 

¿La despedida de Zidane?

Aunque el equipo mostró dignidad y estuvo a nada de empatar por un gol anulado en el tiempo agregado, el tropiezo podría poner como nunca en peligro la permanencia de Zinedine Zidane como entrenador Merengue, recordando que apenas el fin de semana protagonizó otro “ridículo” al caer en LaLiga como local contra el Cádiz.

Además, la presión podría desbordarse dado que este fin de semana se jugará el Clásico contra el Barcelona, donde sumar otra derrota podría marcar el fin de la segunda era de Zidane, quien hoy día está opacando buena parte del prestigio que logró con tres títulos de Champions seguidos.