La cultura de la violencia en México se ha exacerbado como resultado de los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas y los grupos delictivos y ha derivado en más asesinatos de mujeres, advirtió la organización feminista Intersecta.

En su informe titulado “Las dos guerras”, advirtió que entre 2007 y 2018 los homicidios de mujeres se incrementaron 2.12 por ciento tres meses después de cada enfrentamiento en que participó personal del Ejército.

Y en los enfrentamientos en los que participaron miembros de la Marina, el aumento estimado de muertes de mujeres fue en promedio de 12.5 por ciento tres meses después de cada enfrentamiento, según el informe elaborado en colaboración con Laura H. Atuesta, del Programa de Política de Drogas del CIDE.

“La militarización de la seguridad pública, vista a través de los enfrentamientos de las Fuerzas Armadas, ha contribuido a la crisis actual de la violencia. Una crisis que ha tenido como resultado que maten, en promedio, a 10 mujeres al día”, señala el documento de más de 100 páginas, reseñado por el diario Reforma.

Entre 2007, primer año del sexenio de Felipe Calderón, y 2018, último año de gestión de Enrique Peña, se contabilizaron 4 mil 892 enfrentamientos en los que se vieron involucradas las Fuerzas Armadas.

Sobre las dos “guerras” que enfrentan las mujeres en México, la organización Intersecta describe la del machismo y la misoginia que condiciona su día a día en la casa, escuela, trabajo, la calle y sus relaciones; y la de las drogas, que provoca una violencia generalizada.