A diferencia de la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, los regidores críticos de su gestión agrupados en el autodenominado “G5” sí contaron con la representación del gobierno del estado en su segundo informe de labores.

Fue el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, quien este lunes acudió al Hotel Casona María, en donde se realizó el evento, en representación de la administración estatal.

Hay que recordar que al informe de Claudia Rivera, que se realizó el pasado lunes, no acudió el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, con quien sostiene una pugna política, ni ningún funcionario de la administración estatal.

El mandatario argumentó que no fue invitado de forma oportuna y que tampoco se le permitiría emitir un mensaje en video, como lo ha hecho en otros informes de alcaldes. 

En contraste, los regidores que son críticos de la gestión de la presidenta municipal, sí contaron con el respaldo del gobierno estatal a través de Méndez Márquez, quien es hijo de Rosa Márquez Cabrera, una de las integrantes de ese grupo.

El “G5” también está integrado por los regidores Edson Cortés, Roberto Esponda, Martha Ornelas, Libertad Aguirre y Luis Acosta.

La reelección es un derecho que debe ganarse, apuntan

En voz de Luis Acosta, los regidores señalaron que la reelección de alcaldes es un derecho democrático que hay en el país pero que este debe ganarse.

La declaración fue realizada en referencia a la supuesta intención que Claudia Rivera tiene en participar en las elecciones de 2021, en las que se renovarán las 217 alcaldías de Puebla.