No permitir el ingreso de vendedores ambulantes, de grupos musicales, restringir el ingreso de visitantes, así como horarios escalonados, recomendó el gobierno de Puebla a los ayuntamientos para la apertura de los panteones durante la temporada del Día de Muertos.

La decisión de abrir o no los camposantos recaerá en los municipios pero la administración estatal comunicó una serie de medidas que se deberán cumplir en caso de que las comunas decidan dar acceso a las personas durante la temporada de Todos Santos.

En conferencia de prensa, el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez indicó que son 20 las medidas de prevención para evitar la transmisión del coronavirus.

Estas tienen que ver con prohibir la instalación de comerciantes informales tanto en el interior como en el exterior de los panteones, no permitir el ingreso de grupos musicales o de alimentos a estos inmuebles, ya que ello podría generar la aglomeración de personas y que no sea posible guardar distancia.

Las ceremonias religiosas también deberán restringirse, pues los camposantos no deberán tener un aforo mayor al 30 por ciento, por lo que también se recomendó horarios escalonados de visitas.

Los ayuntamientos también deberán delimitar zonas de ingreso y de salida, colocar filtros sanitarios que contemplen la colocación de gel antibacterial y tomar la temperatura corporal, además de clorar el agua.

En las afueras de los cementerios también deberán colocarse servicios de salud y de emergencias, para atender cualquier eventualidad que pudiera presentarse.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta recordó que los panteones están a cargo de los ayuntamientos, por lo que es responsabilidad de los ediles decidir si los abren o no para los días de la temporada de Todos Santos.