El juez Terry O’Connor, quien en su momento fuera boxeador y que cuenta con más de 500 peleas como autoridad en el ring, fue traicionado por la experiencia durante la pelea de este fin de semana entre Lewis Ritson y el excampeón mexicano Miguel Velázquez, pues O’Connor se olvidó de sus funciones y sacó su celular para revisar los mensajes.

Dicha acción provocó la apertura de una investigación en la Comisión de Boxeo luego de que se diera un resultado polémico a favor de Ritson, donde la tarjeta de O’Connor fue la más dispareja (117 para Riston y 11 para el mexicano) respecto a la de los demás (115-113 para Ritson y un 116-113 para el Títere), motivo por el que Eddie Hearn - promotor inglés- exhibió su conducta en redes sociales.

“Si eso es un teléfono (que presumo lo es), la Comisión de inmediato deberá suspenderlo”, publicó en su cuenta de Twitter.

Al respecto, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán, reconoció que la distracción de O’Connor es preocupante para cualquier peleador y persona involucrada en el mundo del boxeo profesional.