José Miranda Solana, presidente de la Asociación de Centros Comerciales de Puebla (ACECOP), confío en que a más tardar en dos semanas puedan abrir los cines de la capital poblana.

En entrevista, Miranda Solana indicó que se encuentran dialogando con el gobierno del estado para poder atender la apertura de los cines.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta se ha manifestado contra dicha reactivación de las salas.

Miranda expuso que los cines son un lugar donde no se habla y no hay un nivel de riesgo alto de contagio, por lo cual confían que sea lo antes posible y que con este eslabón comercial se reactive todo el proceso de apertura en los centros comerciales.

"Estamos en pláticas para que en corto ya se puedan reabrir los cines. Hace 15 días tuvimos una reunión y nos hablaban de una etapa de dos a tres semanas para volvernos a juntar y poder poner fecha. Nosotros estamos proponiendo que sea inmediata porque ya están listos para abrir, tienen todas las políticas de seguridad", aseguró.

Previamente, el delegado de la Cámara Nacional de la Industria de la Cinematográfica (Canacine) delegación Puebla, Arturo Tay, explicó que los 32 cines con los que cuenta la entidad ya promueven la nueva normalidad del “Cine Seguro”, donde los complejos contarán con filtros de seguridad, sensores de temperatura y gel antibacterial, además se favorecerá la venta de boletos y alimentos por internet para disminuir el contacto físico.

Indicó que se tiene previsto que al inicio esté suspendido el servicio de alimentos y las programación será escalonada para evitar aglomeraciones y no rebasar el aforo del 30 por ciento además de que sólo se  permitirá asiento contiguo a  2 personas. 

Las salas cuentan con un sistema de ventilación adaptado a los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y realizarán una sanitización constante y exhaustiva en baños y áreas comunes. 

Desde el mes de marzo, las salas de todos los cines en Puebla y en la República Mexicana cerraron sus puertas debido a la restricciones por el brote de Covid-19, provocando pérdidas incuantificables que han provocado afectaciones a más de 50 mil familias.