La Auditoría Superior del Estado (ASE) no detectó ninguna anomalía en las cuentas públicas 2016 y 2017 del exalcalde de Puebla Luis Banck Serrato, así que solicitó al Congreso local aprobarlas sin ninguna observación.

A dos años de que concluyó el gobierno municipal panista, el poder Legislativo no ha aprobado las cuentas todavía, así que podrían volverse a revisar luego de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta acusó anomalías.

Los informes individuales publicados por la auditoría solo contienen requerimientos de información y documentos.

Los requerimientos se extendieron por el extitular del órgano de fiscalización, David Villanueva Lomelí, cercano al exgobernador Rafael Moreno Valle, así que podrían cambiar ahora que el auditor es Francisco Romero Serrano, públicamente afín a Barbosa Huerta.

Los requerimientos de Banck

En la cuenta pública 2016 la ASE únicamente extendió siete solicitudes de aclaración por obras y pagos con valor de 12 millones 940 mil 85.81 pesos.

Entre las obras que se solicitaron aclarar, la más costosa fue por 2 millones 175 mil 765.44 pesos, por “la construcción de pavimento y obras complementarias en calle Roble, ubicada en calle Roble entre calle Las Carmelitas o 25 sur y calle Los Colorines, en la Colonia Valle del Paraíso de la Junta Auxiliar San Baltazar Campeche”.

Otra con valor de 1 millón 461 mil 303.42 pesos corresponde al “bacheo con mezcla asfáltica en caliente, ubicada en diferentes calles, de la Colonia Zona Volante” (sic).

La inversión más importante que se solicitó aclarar fue por 5 millones 70 mil 399.60 pesos, por “el rubro Inversiones Financieras a Largo Plazo según el Estado de Situación Financiera al 31 de diciembre de 2016”.

Aunque la ASE revisó la recaudación de impuestos, la ejecución de más obras y programas, pago de nómina y servicios, así como el gasto general del ayuntamiento, concluyó que no hubo ninguna irregularidad y todo fue aclarado correctamente.

Solo aclaración de obras

Para la cuenta pública 2017 la auditoría emitió ocho solicitudes de aclaración por 13 millones 745 mil 366.65 pesos, pero también fueron solventadas todas.

La obra más relevante que se pidió aclarar fue por 2 millones 744 mil 665.50 pesos y el monto corresponde a la “Red de infraestructura ciclista 2017”, es decir, las ciclovías que se habilitaron en el Centro Histórico.

A esta le siguió una con valor de 2 millones 46 mil 834.09 pesos por la “construcción de pavimento y obras complementarias”, pero el informe de la ASE no precisa cuáles calles se intervinieron.

Luego se encuentra la construcción “de pavimento con concreto asfáltico y obras complementarias en Calle 125 Poniente”, con costo de 1 millón 811 mil 450.12 pesos y finalmente la construcción del sistema de agua potable en la localidad de El Rosario La Huerta, que requirió 1 millón 90 mil 379.36 pesos.

Otro concepto que se pidió aclarar fue “la suma de cheques en circulación de la cuenta bancaria número 0569910927 de Banorte”, por un monto de 3 millones 959 mil 671.98 pesos.

Barbosa acusa anomalías

Barbosa Huerta anunció el martes las investigaciones contra Antonio Gali Fayad y Banck Serrato, al acusar a su sucesora, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, de tener acuerdos políticos con ambos y no denunciar las irregularidades de sus gobiernos.

“Por cierto, vamos a empezar a revisar a Luis Banck y Tony Gali, cosa que debió haber hecho el actual ayuntamiento de Puebla, y que yo sé por qué razones políticas no lo hace. Pero lo vamos a empezar a investigar; ya estamos revisando desde la Auditoría, sus manejos”, expresó en su conferencia de prensa matutina.

El mandatario señaló que Banck Serrato concluyó su gestión casi en el sigilo, pues no se han auditado sus cuentas públicas.

“(…) porque el señorito se fue sin que nadie le revisara las cuentas. No, no, no; nosotros no, nosotros no caemos en los compromisos que se hayan hecho con él y también a Tony Gali. Ya por ahí ya salió el tema de la avenida Juárez; ya lo estamos trabajando”, dijo.

No obstante, las cuentas públicas 2014 y 2015 —periodo en el que ejerció Gali Fayad— ya fueron aprobadas por el Congreso del estado.