El presidente de la Unión de Pequeños y Medianos Industriales del Pan (Upmipan), Juan Pérez Martínez, confirmó que se cancelará la quinta edición de la Feria de la Hojaldra ya que no existen las condiciones sanitarias para realizar dicho evento, por lo que sus ventas caerán inevitablemente.

En entrevista con e-consulta, Pérez Martínez comentó que la semana pasada tuvo una reunión con personal de la Secretaría de Gobernación Municipal en donde le dijeron que no se está dando ningún permiso para la realización de dichos eventos, con el objetivo de evitar aglomeraciones que puedan provocar un rebrote de Covid-19.

Explicó que a pesar de los esfuerzos realizados por los panaderos poblanos, la situación ha sido complicada ya que desde agosto algunos hornitos comenzaron a comercializar hojaldras, pero no han logrado ni levantar un 30 por ciento sus ventas.

“Nosotros, ahorita con la temporada de la hojaldra, pareciera que las cosas iban a mejorar pero desgraciadamente no. Estamos iniciando con venta baja y lo que nos motivaba era que realizaríamos la Feria de la Hojaldra que se venía haciendo año con año, pero no se va a hacer debido a la cancelación de todos los permisos para este tipo de eventos y esto para nosotros nos afecta más”, comentó.

Agregó que se trata de un fuerte golpe ya que si esperaban vender 15 mil piezas en un horno, ahora solo aspiran a colocar de 1 mil a 1,500 durante los días fuertes de la temporada.

Por ello buscarán otras alternativas como es el perifoneo para anunciar la venta de la hojaldra en las colonias y la otra es promocionarse en alguna radiodifusora aunque sale más caro, pero ya dependerá de los productores de pan.

Finalmente recordó que la pandemia ha generado desempleo y que la gente no tiene dinero, situación por la que mantendrán los precios de la hojaldra tradicional en 25 pesos; la mediana en 40; la grande en 90 pesos; mientras que las hojaldras especiales irán desde los 30 pesos, en el tamaño más pequeño, hasta 120, en la más grande.

El año pasado, en la Feria de la Hojaldra, en el Jardín del Carmen de la ciudad de Puebla, la Upmipan ofreció los productos de ocho panaderías.