El consejo del PRI en Puebla aprobó que el dirigente estatal del partido, Néstor Camarillo Medina, elija a todos los miembros de la Comisión para la Postulación de Candidaturas en 2021.

La nueva atribución fue aprobada este jueves por el Consejo Político Estatal, en una sesión virtual que tan solo duró 15 minutos. 

Por unanimidad se avalaron diversas reformas a los reglamentos partidistas, que fueron impulsadas por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y se aprobaron el miércoles también por el Consejo Político Nacional.

La facultad sobre la comisión de candidaturas quedó establecida en el artículo 68 del Reglamento para la Elección de Dirigentes y Postulación de Candidaturas.

En lugar de que el consejo estatal elija a los integrantes de la comisión y sean ratificados por el CEN, el procedimiento será al revés.

Ahora Camarillo Medina podrá elegir a los siete integrantes de dicho organismo, serán validados por el presidente del CEN y al consejo estatal sólo corresponderá ratificarlos.

La única condición que se fijó es que la comisión esté integrada por mitad hombres y mitad mujeres. 

CEN podrá atraer elección interna 

Otra disposición que se aprobó permitiría al CEN atraer la selección de candidatos si considera que no hay condiciones para que se haga cargo la comisión estatal.

La medida quedó establecida en los artículos 96 y 97 del mismo Reglamento para la Elección de Dirigentes y Postulación de Candidaturas.

El CEN podrá ejercer la facultad de atracción cuando exista “una posible afectación o alteración de los valores sociales y políticos o que amenacen la convivencia, bienestar, estabilidad, unidad o fortaleza del partido, a juicio de la persona titular de la presidencia del CEN”.

También podría: “cuando se considere que las y los integrantes de la comisión responsable del proceso interno, en virtud de su actuación no genera certeza, equidad y transparencia en la aplicación de sus atribuciones”.

Ya habrá expulsiones locales

Otra reforma aprobada permitirá a la Comisión Estatal de Justicia Partidaria sancionar a militantes con la expulsión del partido, ya que esta atribución solo la tenía la comisión nacional.

La nueva facultad quedó en el artículo 24 del Reglamento de Justicia Partidaria.