Por no cumplir con las normas de sanidad que indica el decreto estatal, este martes comerciantes locales de San Sebastián Zinacatepec impidieron la instalación de otros comerciantes pero, foráneos, ante tal situación acudieron a la presidencia de aquella demarcación para las autoridades fieras solución al conflicto.

Es importante mencionar que de acuerdo con testigos, fueron unos 30 comerciantes los que se reunieron en la plaza de la presidencia municipal para entablar diálogo con las autoridades y aunque trascendió que el Palacio Municipal había sido tomado, lo cierto es que simplemente buscaron el diálogo con el edil.

En meses anteriores la comuna firmó un oficio donde se restringía el acceso a los comerciantes foráneos hasta que el semáforo de contagios de Covid-19 estuviera en verde, es decir, los únicos que el día de hoy tienen el permiso para poder instalarse de manera ordenada son los comerciantes locales, por lo cual, los inconformes acusaron que este acuerdo está siendo violado por el propio ayuntamiento.

En entrevista con e-consulta, el presidente del Comité del Mercado de Zinacatepec, Juventino M. señaló que el jueves pasado se presentaron a vender a la plaza cuatro comerciantes originarios de la región y el pasado domingo llegaron otros ocho, además ha incrementado la presencia de vendedores ambulantes sin orden y sin el respeto al decreto que hace algunos meses se dio a conocer.

Asimismo mencionó que actualmente en el mercado se cuenta con la presencia de 200 locales y poco más de 80 corresponden a los foráneos, por lo que agregó que entienden las necesidades por las que varias personas están pasando y es necesario reactivar sus actividades, en este caso con las ventas en este zoco, pero también es necesario que se respeten las medidas de sanidad para evitar más contagios de Covid-19

Por último señaló que desde el inicio de la contingencia sanitaria y ante las restricciones que les estaba poniendo el ayuntamiento para poder vender, entre los propios comerciantes se cooperaron para la compra de gel antibacterial y termómetros, lo cual representa una inversión de aproximadamente 10 mil pesos, recurso que ellos mismos han puesto, sin algún tipo de apoyo por parte de la comuna.