El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta informó que ya se inició una investigación en contra de quienes este lunes agredieron a trabajadores que realizan labores de rehabilitación en el Periférico Ecológico y advirtió a líderes sindicales que esas acciones no se permitirán en el estado.

El enfrentamiento con piedras, palos e incluso balazos fue protagonizado por empleados subcontratados por la empresa Delva e integrantes de la Coalición Regional de Transportistas, por la disputa del contrato de las obras que comenzaron este lunes.

En su conferencia de prensa, Barbosa enfatizó este martes que no permitirá que ese tipo de actos ocurran en el estado, por lo que indicó que se iniciará una averiguación para sancionar a los responsables, los cuales indicó que son integrantes del Sindicato Libertad.

“No vamos a permitir esas formas en Puebla, se los digo a los dirigentes, a los líderes de esas agrupaciones que piensan que vamos a dejar que eso ocurra en el estado, no lo vamos a permitir, se va a iniciar una averiguación y se iniciarán procedimientos para sanciones correspondientes”, señaló.

El pleito comenzó cuando integrantes de la Coalición Regional de Transportistas impidieron los trabajos de rehabilitación en el Periférico Ecológico, que están a cargo del gobierno del estado y que este lunes inició la empresa Delva.

Nicolás Carbarín, representante de la constructora que realiza las labores, acusó a Carmelo Juárez García, regidor de Amozoc, de estar detrás de la protesta, pues exige el 50 por ciento de la obra sin que él haya sido contratado para realizarla.

El bloqueo se realizó a temprana hora y se denunció la presencia de personas armadas, que se trasladaron en vehículos para bloquear los trabajos.

De acuerdo con Carbarín, el regidor Juárez, supuestamente integrante de Antorcha Campesina, exige le sea entregada la mitad del contrato, pero bajo presiones e intimidaciones, pues no concursó por el proyecto y acusa que éste se entregó de forma directa a la empresa Delva, propiedad de Raymundo del Valle.

Hasta el mediodía de este lunes, ambas partes sostenían una reunión con integrantes de la Secretaría de Gobernación, pero el bloqueo en la vialidad continuaba.

Poco después las pláticas no progresaron, pero la violencia se desató, como se aprecia en un video que circuló en redes sociales.

Nicolás Carbarín había responsabilizado al regidor de Amozoc de cualquier enfrentamiento violento que pudiera suscitarse, pues comentó que algunos de los manifestantes acudieron armados.

Los trabajos tienen un presupuesto de 106 millones de pesos.