Cinco custodios, cuatro del Cereso de Tepexi de Rodríguez y uno del penal de San Miguel, fueron liberados tras la audiencia de control realizada este día en la Casa de Justicia de Tehuacán, debido que el juez de control autorizó que sigan su proceso por tortura y tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, fuera de la cárcel.

Se trata de los policías custodios identificados como Juan Manuel B. H., Virgilio L. R., Miguel R. M., José Luis T. R. y Nazario N. N., los primeros cuatro del Cereso de Tepexi y el último del penal de San Miguel.

Los policías se encuentran acusados de ambos delitos dentro de la carpeta de investigación 329/2020/Tehuacán, motivo por el cual fueron asegurados el pasado sábado e ingresados al Cereso de Tehuacán hasta que se decidiera su situación legal.

Fue así que este lunes, tras una audiencia de control, un juez determinó liberar a los policías para que sigan su proceso por esos delitos fuera de prisión, no obstante fueron suspendidos de sus labores, no podrán hablar con ningún custodio ni acercarse a una cárcel, además de que deberán acudir a Casa de Justicia para firmar su caución.

Previo la audiencia de los uniformados sus compañeros protestaron con un paro de labores durante el domingo en el Cereso de Tepexi y este lunes trasladaron las manifestaciones a la dirección de la Policía Estatal Preventiva, en la ciudad de Puebla.

La mañana de este mismo día el gobernador Miguel Barbosa Huerta fijó su postura respecto al caso y señaló que había elementos suficientes para sustentar la acusación en contra de los policías y más en un caso por tortura, el cual presuntamente fue cometido en junio del año pasado.

No obstante los compañeros de los detenidos argumentaron que nunca existió un dictamen médico para sustentar el supuesto maltrato en contra de Joa y Alejandro C., dos internos que denunciaron la supuesta tortura.