La empresa Cementos Mexicanos (Cemex) paga 40 mil pesos de predial por el uso de 1400 hectáreas que se encuentran en los municipios de Cuautinchan y Tepeaca, y  no ha solventado permisos de uso de suelo y licencias de construcción. 

Así lo aseguro el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quién sentenció que se aplicará la ley, sin importar de quién se trate. 

En su conferencia de prensa este viernes, el mandatario respaldo al Cabildo de Cuautinchan, que colocó sellos de clausura en la planta de la cementera por la falta de pago de predial

“No pagan uso de suelo, licencia de construcción; no son una empresa que haya establecido una corresponsabilidad frente a los municipios, ya que los requerimientos que los municipios han hecho a la empresa para asfaltar los caminos y carreteras donde circulan los pesados camiones, no son reparados. Es una empresa que tiene 200 trabajadores, de los cuales el 30 por ciento son de donde está establecida la empresa y los demás son foráneos”, resaltó. 

Barbosa señaló que no se ha encontrado disposición de la empresa para atender la petición de los municipios, como son la reparación de caminos y carreteras donde circulan los camiones de carga pesada.

Refirió que su gobierno he actuado como mediador entre los ayuntamientos y la empresa pero insistió en que no encontrado disposición por parte de esta para solucionar el conflicto.

“Hemos intentado llevar a cabo una conciliación entre los intereses de la planta y los legítimos intereses de los municipios. Vamos a jugar un papel de mediadores, pero no hemos encontrado disposición de Cemex para resolver absolutamente nada; se sienten protegidos. No, no (…) aquí en Puebla aplicamos la ley”, advirtió 

Explicó que la empresa ocupa una extensión de 900 hectáreas en Cuautinchan, y en Tepeaca el área es de 500 hectáreas, pero por impuesto predial apenas paga 25 y 15 mil pesos anuales, respectivamente.

Por otra parte, fustigo que del total de empleados que tiene la cementera apenas unos 200 son poblanos y el resto proviene de otros estados.