El TEPJF echó abajo el proceso sancionador contra diputados de Morena en Puebla tras concluir que no pueden ser expulsados por oponerse a despenalizar el aborto o aprobar nuevos impuestos.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió este jueves que es inconstitucional castigar a los legisladores por el sentido de su voto, presentar una determinada iniciativa o emitir una opinión.

En sesión pública la Sala Regional sentenció que “son inviolables“ las votaciones u opiniones de los congresistas porque se encuentran protegidas por la inmunidad parlamentaria establecida en el artículo 61 de la Constitución del país.

Por mayoría de votos se dio la razón a los diputados en su juicio SCM-JDC-141/2020, en el sentido de que el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) excedió sus funciones al ordenar el proceso sancionador en su contra.

Esto a raíz del proceso de expulsión solicitado por Gerardo López Ramírez, líder de la organización El Barzón Poblano y colaborador del diputado federal morenista Alejandro Carvajal Hidalgo.

Su demanda exigía que Morena expulsara a los legisladores por actuar en contra de los principios ideológicos del partido, que ha pugnado por la despenalización del aborto, el reconocimiento de los matrimonios igualitarios y se ha opuesto a los nuevos impuestos.

Inmunidad rebasa a principios de Morena 

Los magistrados del TEPJF resolvieron que los “principios” y agenda legislativa de un partido político no se encuentran por encima de la inmunidad parlamentaria, así que no se puede proceder contra los diputados por sus votaciones.

No obstante, precisaron que los partidos políticos cuentan con órganos internos donde pueden valorar el respeto a sus estatutos y valores, sin transgredir la inmunidad reconocida en la Constitución.

Los 13 diputados de la bancada de Morena fueron denunciados porque el 8 de octubre de 2019 votaron en contra de despenalizar el aborto y reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo.

También por aprobar la Ley de Ingresos 2020 del gobernador Miguel Barbosa Huerta, donde se aumentaron los costos de impuestos y derechos y se creó un impuesto sobre Juegos con Apuestas.

Originalmente la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena desechó la denuncia de López Ramírez, así que el quejoso recurrió al TEEP y le dio la razón, ordenando que se repusiera el proceso sancionador contra los legisladores, mismo que este día fue revocado.