El gobierno del estado anunció que se ampliará el plazo para iniciar cobro del control vehicular en Puebla, que se previó para septiembre, así como para cumplir con el reemplacamiento.

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta indicó que la ampliación será de por lo menos 15 días pero el periodo de gracia podría extenderse hasta un mes.

El pago de ese gravamen se estableció para marzo pasado pero ante la pandemia de coronavirus se pospuso para septiembre.

El cumplimiento de esa obligación permite a los automovilistas quedar exentos del pago de la tenencia.

En su conferencia de prensa de este lunes, el gobernador indicó que el objetivo de ampliar el plazo para cumplir con el pago de ambos gravámenes, es apoyar la economía de las familias poblanas, que se vio afectada por la pandemia.

El costo del control vehicular es de 530 pesos, mientras que para obtener las nuevas placas, es necesario pagar 965 pesos.

El cambio de placas no aplica para quienes realice un alta de vehículo nuevo o usado, cambio de placas por robo y cambio de dígito. En caso contrario, el canje es obligatorio.

A finales de 2019, la administración estatal contrató a la empresa Placas y Señalamientos Mexicanos para proveer las identificaciones metálicas, con un costo de 702 millones 90 mil 368 pesos.