Más de 300 comerciantes ambulantes del municipio de Chignahuapan se manifiestan desde la mañana de este domingo frente a la presidencia municipal, en protesta por la reubicación que el gobierno municipal pretende realizar de sus espacios, trasladándolos al nuevo mercado artesanal, que se ubica a 500 metros del centro histórico.

 

La inconformidad surge debido a que el ayuntamiento de Chignahuapan pretende cobrarles entre 7 y 12 mil pesos por espacio, un costo que no podrían absorber, debido a las difíciles condiciones económicas que enfrentan.

 

Ante esta situación pidieron dialogar con el alcalde, enfatizando que de no atender sus demandas tomarán las calles por la fuerza y buscarán instalarse de nuevo en el lugar en el que siempre han trabajado.

 

Se sabe que el líder de los comerciantes, Eduardo Escalona Mendoza, junto con algunos de sus compañeros, dialogará con el presidente municipal Francisco Javier Tirado Saavedra, Marcelino Serrano, regidor de gobernación, Ofir Picazo Garrido, secretario de seguridad pública municipal y Adanari Ávalos González delegado de gobernación con sede en el municipio de Zacatlán.

 

El grupo de comerciantes marchan por las calles de la cabecera municipal para exigir respuesta a sus demandas.