Los candidatos a recibir el Premio Nobel de la Paz en 2021 poco a poco se han dado a conocer y entre los nombres que figuran en esa lista apareció el del presidente de Rusia, Vladimir Putin, como lo anunció el escritor Serguéi Komkov mediante una rueda de prensa en la agencia Rosbalt.

Komkov explicó que esta propuesta fue enviada desde el pasado 9 de septiembre y que un día después ya había sido recibida por el comité Nobel en Oslo, es decir, antes de que el parlamento noruego también presentara a Donald Trump como candidato, hecho que desde luego generó controversia.

“Como dirigente de uno de los principales países del mundo, él hace el máximo esfuerzo en mantener la paz y la tranquilidad no sólo en el territorio de su propio país, sino que contribuye activamente al arreglo pacífico de los conflictos que surgen en el planeta”, expuso Komkov en una carta enviada al comité.

El escritor agregó que la iniciativa de proponer para tal galardón al mandatario ruso estaría apoyada por las principales personalidades de la cultura y la ciencia en dicha nación, pues además de supuestamente haber apoyado a la “paz del mundo”, incluye la palabra de Dios en la constitución rusa, hecho que le agregaría mérito.

Tales declaraciones se apoyarían en la ayuda humanitaria que Putin ordenó enviar a casi 30 países debido a la pandemia de la Covid-19, entre los que se incluyen Estados Unidos, China, Venezuela, Italia e Irán.

 

¿Déjà vu?

Vladimir Putin ya había sido propuesto para tal condecoración desde el 2014, debido a que presentó un plan con el que fuera posible desmantelar el arsenal químico sirio para evitar una intervención militar occidental.

En ese año la posibilidad de ser galardonado se vino abajo gracias a la intervención de los activistas de derechos humanos rusos, quienes mostraron su desapruebo por la postulación debido a que Putin había comenzado su mandato en el año 2000, con la segunda guerra chechena.

La hazaña de que un ruso se haga con el Nobel de la Paz sólo ha sido asequible únicamente en 2 ocasiones, la primera por el científico y disidente Andréi Sájarov y por el último dirigente soviético Mijaíl Gorbachov. Ambas conquistas tuvieron lugar en 1975 y 1990, respectivamente.

Foto: Twitter / @JohnCDMX