El caso Chalchihuapan fue revivido este lunes luego de que Elia Tamayo presentó una denuncia en contra del ex fiscal General, Víctor Carrancá Bourget; el ex jefe de oficina del gobierno del estado, Juan Pablo Piña; y el ex secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas, por omisiones en el operativo de Chalchihuapan en 2014, donde murió su hijo Alberto Tehuatlie Tamayo.

Acompañada de sus abogados y de Araceli Bautista, madre del entonces edil auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan, la señora Elia Tamayo acudió a la sede de la Fiscalía General del Estado para presentar el escrito con el que pide abrir una investigación en contra de los tres exfuncionarios morenovallistas.

Brevemente la mujer recordó que es la primera vez que la recibe un fiscal, haciendo referencia a Gilberto Higuera Bernal, sin embargo sentenció que lo único que busca es que se investigue a los responsables del operativo para que se les finquen responsabilidades como lo marca la ley.

Julio Emmanuel Velázquez del Valle, uno de los abogados del caso, señaló que el escrito que se presentó trae en la carátula los nombres de los imputados, por lo que no lo pueden hacer público, además de que aún no cuentan con un número de expediente.

Abundó que si bien se mostró apertura por parte de las autoridades ministeriales para darle cauce a la investigación, ellos solicitaron de manera formal que se hagan actos de investigación pero también están dispuestos a aportar pruebas para darle mayor consistencia a las acusaciones.

Explicaron que hasta el momento tampoco se puede tipificar algún tipo de delito en específico hasta que este sea delimitado por el agente del Ministerio Público, pero lo que buscan que se demuestre es que fueron omisos y actuaron de forma ineficiente cuando se suscitó el problema en Chalchihuapan.

El caso

Cabe recordar que el conflicto en esta y otras juntas auxiliares surgió cuando la gente protestó por el retiro de los registros civiles en las presidencias auxiliares a fin de concentrarlas en los denominados CIS, por lo que en Chalchihuapan se organizó una manifestación que derivó en un enfrentamiento al desalojar a los pobladores de la Vía Atlixcáyotl.

Las balas de goma y gases lacrimógenos que se autorizaron como medida de disolución de conflictos dentro de la llamada Ley Bala fueron usados contra la población por parte de la Policía Estatal, desatando un enfrentamiento con los pobladores donde el menor José Alberto Tehuatlie Tamayo resultó herido en la cabeza y murió.

Tras recomendaciones de la CNDH e investigaciones federales y estatales no se llegó a ninguna sanción de tipo penal y se pretendió cerrar el caso en 2017 con una disculpa pública y la reparación económica del daño moral a doña Elia Tamayo por la muerte de su hijo, sin embargo ahora la madre busca que haya consecuencias penales contra los ex funcionarios de esa época.