Campesinos de la Cañada, Mixteca Oaxaqueña, Mixteca Poblana, Valle y Sierra Negra, se plantaron a las afueras de la empresa PATSA como medida de presión para impedir que las aeronaves que presuntamente utilizan químicos para impedir que llueva, sean sancionadas y reguladas, ya que las pérdidas que han tenido en sus cultivos superan los miles de pesos.

 

José Luis Leyva Machuca, delegado del Movimiento de Autogestión Social Campesino Indigena Popular (MASCIP) manifestó que la protesta se realizó en dos puntos, en Patsa y en el Aeropuerto de Tehuacán.

 

Cabe señalar que, al cabo de unos minutos, el representante de los Avicultores en Tehuacán, Jorge García de la Cadena Romero, salió a dialogar con los campesinos inconformes y les expresó que ellos están a favor del agua, por eso colaborarán en las investigaciones necesarias hasta esclarecer lo de las supuestas bombas antigranizo.

 

También se le entregó un documento que firmó para comprometerse a llevar a cabo todo lo que esté al alcance para investigar lo relacionado con la problemática, asimismo se acordó una plática en el C5 de Tehuacán para tomar acuerdos.

 

Por último, los inconformes prendieron fuego a una piñata de avioneta que hace alusión a la aeronave que sobrevuela los cielos de las distintas zonas como medida de protesta.