Integrantes del Frente Nacional Anti Andrés Manuel López Obrador (Frena) decidieron plantarse con casas de campaña sobre Avenida Juárez, en la CDMX, luego de que policías capitalinos les bloquearon el paso, tras una marcha que pretendía recorrer del Monumento a la Revolución al Zócalo.

“Estamos siendo obligados (a quedarnos aquí), en tanto López Obrador abre el Zócalo, es muy simple. Él mismo, que tomó Paseo de la Reforma, es el culpable”, dijo Gilberto Lozano, uno de los coordinadores de la movilización, en alusión al plantón de 2006 que encabezó AMLO.

Los cerca de mil inconformes se instalaron desde las 11:00 horas en la vía, desde el Eje Central hasta Bucareli, donde desplegaron unas 500 casas de campaña presuntamente donadas por participantes, y advirtieron que llegarán contingentes de otros estados.

“Aquí vamos a estar hasta el miércoles Nuevo León y Jalisco, que es de dónde viene la mayor parte de la gente, pero ya vienen más en camino de Chiapas y Chihuahua, y enseguida llegan más estados, y así vamos a estar cada cinco días relevándonos”, explicó Iván Mendoza, uno de los voceros de Frena, originario de Guadalajara.

“En total, planeamos seis jornadas hasta completar 30 días”, anticipó.

Por la tarde de este sábado, simpatizantes del presidente llegaron al lugar e intentaron sin éxito disuadir el plantón, ya que los integrantes de Frena les contestaron rezando o cantando el Himno Nacional.

En la séptima de sus manifestaciones, el Frente insiste en pedir la renuncia de AMLO, a quien acusan de estar en camino de implantar una dictadura en México.