El 19 de septiembre de 2017 Atlixco vio caer años de historia en cuestión de minutos, vivió el miedo, la angustia, la desesperanza y la muerte en punto de las 13:14 horas.

La gente se arrodilló a rezar a mitad de la calle al ver el piso ondularse a sus pies, algunos corrieron y otros, aunque lo intentaron, no lograron sobrevivir.

En esta ciudad fueron seis personas las que perdieron la vida aquel martes.

Los atlixquenses quedaron incomunicados, los daños se cuantificaban en damnificados tanto en la ciudad como en la unidad habitacional Infonavit-Xalpatlalco, al igual que en la junta auxiliar de Metepec, donde el caserío industrial no resistió la sacudida que llegó a esta tierra proveniente desde los límites con el estado de Morelos.

La ayuda llegó de muchos lados, los jóvenes, adultos, mujeres, médicos, voluntarios y estudiantes se volcaron en los primeros meses a apoyar a las víctimas de este temblor en todos los rincones del municipio. Las calles quedaron cerradas al paso de los vehículos y el corazón de Atlixco quedó en silencio, severamente lastimado.

Fueron meses para que los ciudadanos pudieran conciliar el sueño y son años los que ha durado la reconstrucción, que aún no termina. Atlixco mostró su resiliencia. A tres años de la tragedia, el recuento de las autoridades señala que pese a que ha sido constante la llegada de los recursos aún quedan pendientes.

Metepec

En esta junta auxiliar  el trabajo arduo estuvo a cargo del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, gracias a esto se lograron entregar 26 viviendas, otras más recibieron recursos del Fondo Nacional de Desastres (FONDEN) y fueron intervenidas por los dueños quienes contrataron a quien mejor les convino para realizar el trabajo.

El alcalde Guillermo Velázquez Gutiérrez reconoció que existen pendientes; “Nos dimos cuenta que hay viviendas sin intervención, debido a que algunos pese a que les llegó la tarjeta no recibieron el depósito del dinero. Algunos dijeron que no les alcanza, en esa parte tenemos porcentaje de viviendas pendiente, pero confió en que la Secretaria Federal  determine las acciones a seguir y nos informe, porque hasta el momento no tenemos un informe claro, entonces veremos de qué manera podemos intervenir para completar la reconstrucción en Metepec”.

Infonavit-Xalpatlalco

Una de las icónicas imágenes que se viralizó de los daños del sismo en Atlixco fue precisamente la del edificio numerado como el 001, el cual quedó con el tanque de agua sobre la entrada del departamento 8 del inmueble, imposibilitando la salida de sus habitantes.

La historia relata que el dueño, un hombre de edad adulta se encontraba bañándose cuando sucedió el movimiento telúrico, eso fue lo que lo salvó de intentar salir hacia las escaleras al momento en que el tanque caía sobre ellas, él fue rescatado a través de una grúa de bomberos, por la ventana.

Hoy en día el 001 en la primera sección de esta unidad habitacional se encuentra reconstruido, a vivir en él regresaron todos sus propietarios. Este edificio fue uno de los 10 que el gobierno municipal, comandado entonces por José Luis Galeazzi, tomó para rehabilitar con recurso propio, con un monto de 10 millones de pesos.

Esta unidad habitacional está conformada por 86 edificios, cada uno con 8 departamentos y se calcula que en el 2017 vivían en esta zona más de 6 mil personas, quienes abandonaron la unidad habitacional por el severo daño que tuvo la mayoría de los inmuebles. Muchos de los propietarios vendieron sus departamentos después de ser rehabilitados.

En este 2019 el Infonavit es habitado por cerca de 4 mil personas que han ido regresando poco a poco, algunos optaron por rentar sus departamentos, pues el temor a vivir un nuevo sismo en ellos continúa siendo fuerte, sobre todo porque se trata en su mayoría de adultos mayores que no podrían evacuar con rapidez.

Dos edificios más fueron reconstruidos por Antorcha Campesina y 59 más gracias al fideicomiso formado para que "Habitat por la humanidad" se hiciera cargo. Este 17 de septiembre recibieron recurso dueños de departamentos de seis edificios más a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Carlos, uno de los beneficiados en esta reciente entrega de recursos y quien formó parte de la Contraloría Social formada para vigilar la construcción, señaló que esos edificios se habían quedado pendientes debido a la falta de coordinación entre los vecinos, lo que imposibilita que entraran al fideicomiso en su momento.

Se ubican en la segunda y tercera sección y en ellos habitaban 48 familias, es decir al menos 190 personas. “Algunos también decidieron intervenirlos por cuenta propia por eso ahora la Conavi directamente con una constructora se hará cargo para ir avanzando por edificio”, comentó.

Se prevé que los trabajos comiencen en octubre y durarán aproximadamente dos meses, lo que indica que para diciembre van a poder regresar. Con eso se puede hablar de que el 90 por ciento en Infonavit, ha sido reconstruido; “y creo que queda concluido el trabajo de la gestión del Ayuntamiento”, señaló don Carlos.

En cuanto a la respuesta que tuvieron los edificios en los recientes sismos, tras la rehabilitación por parte de Habitat y del gobierno municipal, el vecino indicó que reaccionaron bien; “el tipo de rehabilitación soportó el movimiento último y no hubo daños, que se presentará tras la reconstrucción de los demás edificios, así que creemos que la reconstrucción fue muy buena”, finalizó.

Centro Histórico

Días después del sismo 45 propietarios de inmuebles en el centro histórico de Atlixco comenzaron a buscar apoyo para la reconstrucción de sus propiedades. Eso fue el primer paso para la conformación de lo que hoy se denomina “Centro Atlixco Unido”, que tocando puertas este 2020 consiguió bajar recursos por 21 millones de pesos para 19 inmuebles, en esta primera etapa.

Ángel Cruz Niño y Erich Amigón Velázquez, voceros de este grupo, señalaron que lo más difícil de este año fue la falta del apoyo por parte del gobierno local, pues pese a que en la administración de José Luis Galeazzi se habían hecho acuerdos para el cobro de las licencias de obra, con Guillermo Velázquez los costos se elevaron demasiado y se desconocieron los tratos anteriores.

“Nosotros venimos trabajando desde el 2017 que fue el sismo,  hace ya tres años y nos organizamos como vecinos, buscando un tipo de apoyo por parte de gobierno municipal; en un primer momento, se nos comentó que no habría ninguna clase  de apoyo para nosotros, pero con las pláticas se logró un convenio con el anterior alcalde, pero ya no se le dio continuidad. Sin embargo seguimos buscando y en este ánimo ciudadano encontramos a través del Gobierno Federal, de la Conavi y de la Secretaría de Cultura una ayuda para los vecinos del centro, se logró para 19 vecinos en un monto total de 21 millones de Pesos”, relató Ángel Cruz Niño. 

Se trata de dos programas diferentes de donde se bajan los recursos debido a que algunos, los que entran en Conavi es por desastre y los que entran en Cultura es por cuestión patrimonial, que tiene relación también obviamente con los daños del sismo. Señalaron que este último existe desde hace tres años, es decir desde que fue el sismo y está abierto para todos los ciudadanos.

Comentaron que en este grupo de propietarios las casas datan desde el siglo XVI hasta el XVIII, algunas fueron parte de lo que era el antiguo cuartel, hoy ex convento El Carmen, por ello la intervención va enfocada a una restauración-rescate cultural es decir recuperando todo lo original, para los que entraron en el recurso proveniente de la Secretaría de Cultura.

“Los apoyos van desde 500 mil hasta 3 millones 600, puede ser en diversas etapas.  Es el primer paquete, nos hablaron de una posible segunda etapa para algunos y otra para  poder ingresarlos en el 2021, así como incluir a los que han quedado fuera de todo apoyo y que sus casas tengan un valor histórico”, señaló Cruz Niño.

Erich Amigón por su parte reconoció la capacidad de los vecinos del Centro Histórico para organizarse ante el abandono del gobierno municipal; “y creo que es muy importante estamos  sin filias ni fobias para que Atlixco, nuestro centro histórico tenga una reconstrucción digna,  luego de tres años de abandono es importantísimo para reactivar muchos  temas, lo que significa  el centro histórico de una ciudad, es el motor económico, cultural de muchas cosas para la vida cotidiana,  muy importante que se logre una reactivación”, señaló. 

Cuestionado al respecto el presidente municipal, Guillermo Velázquez Gutiérrez dijo desconocer a qué solicitudes se referían:

 “Valdría la pena conocer a ciencia cierta eso que mencionan, porque nosotros hemos estado en constante comunicación con el INAH, porque precisamente antes de poder hacer alguna intervención en los inmuebles del centro histórico, se necesite el dictamen del INAH”.

El edil señaló que hace unos días estuvo en Atlixco el nuevo director del Instituto de Antropología e Historia (INAH) en Puebla con la intención de verificar estos dictámenes que corresponden a algunos inmuebles del centro de la ciudad. “Nosotros dimos el primer paso, si buscaron otra alternativa y encontraron otro recurso qué bueno, los felicito”, indicó.

Templos e inmuebles oficiales

Respecto a esto Memo Velázquez señaló que en el 2019 se consiguieron 20 millones de pesos por parte de la Secretaría de Cultura Federal en el plan nacional de reconstrucción y se aplicaron en diferentes inmuebles tales como: acueducto, ex hospital, palacio municipal, casa de cultura.

En las iglesias de la Soledad, San Francisco, el campanario de Santa Clara; además de los proyectos del edificio Rascón y la portada de la antigua entrada a Atlixco. Para este 2020 se lograron  14 millones que serán aplicados en segundas etapas del ex hospital municipal San Juan de Dios, palacio municipal el arreglo de la portada y algunos otros inmuebles como casa Rascón y otras propiedades privadas  que hicieron su gestión y se verán beneficiadas para empezar su reconstrucción.

De esta forma Atlixco va lento pero seguro en camino de terminar la reconstrucción, entre filias y fobias. El temblor de hace tres años definió que este municipio ya se encuentra sobre una zona sísmica por lo que a partir del 2017 todo aquel nuevo edificio debe cumplir con ciertas características para soportar este tipo de fenómenos naturales. En cuanto a los inmuebles existentes, quedó claro para los propietarios de casas antiguas que el mantenimiento es una constante a realizar para evitar pérdidas materiales y humanas cuando se presente otro terremoto.