El Senado turnó a la Suprema Corte la solicitud presidencial para llevar a cabo una consulta a fin de enjuiciar a los presidentes que dirigieron al país de 1988 a 2018.

Ahora, el máximo tribunal de justicia tiene 20 días para resolver sobre la procedencia de dicho ejercicio popular.

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el documento de la solicitud para consultar a los ciudadanos si desean que se enjuicie a los ex presidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.

Rechazó que esta petición contradiga el mandato constitucional que establece que no podrán ser objeto de consulta los derechos humanos.

Argumentó que entre el 1 de diciembre de 1988 y el 30 de noviembre de 2018, tiempo en que gobernaron dichos ex presidentes, “México vivió un periodo caracterizado por la concentración desmesurada de la riqueza”.

En su solicitud, que fue entregada al Senado cerca del mediodía por Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia, López Obrador propone que la consulta se realice el 6 de junio de 2021 o el primer domingo de agosto de ese año, informó el diario Milenio.

La pregunta que plantea formular es: “¿Está de acuerdo o no con que a las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, antes durante y después de sus respectivas gestiones?”

López Obrador aseguró que “si el pueblo da su aprobación, las instituciones responsables de desahogar las potenciales nueve acusaciones tendrán un enorme respaldo para realizar esa tarea con absoluta libertad; si rechaza la propuesta, nadie podrá acusarlas de encubrir o solapar conductas ilegales”.

En realidad, el Senado recibió este jueves dos solicitudes para llevar a cabo la consulta. Además de la del presidente, por la noche los ciudadanos Manuel Vázquez Arellano y Norma Ariadna Sánchez Bahena entregaron la documentación respectiva acompañada por un millón 900 mil firmas recabadas en todo el país.

Las fracciones de Morena en el Senado y la Cámara de Diputados desistieron de presentar sus propias solicitudes. En la cámara alta, quienes recibieron la petición de López Obrador fueron los presidentes de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, y de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal. Este último informó que la propuesta fue remitida, sin deliberaciones ni trámites, a la Suprema Corte de Justicia, la cual tendrá 20 días naturales para resolver sobre la constitucionalidad de la consulta y la pregunta.

Detalló que en caso de que la Corte resuelva que la solicitud es constitucional, enviará su sentencia 24 horas después al Senado , como cámara de origen. Este, a su vez, la turnará a la Cámara de Diputados para que la propuesta sea debatida y deliberada por ambos órganos del Congreso de la Unión. De ser aprobada por mayoría simple, será enviada al Instituto Nacional Electoral para que organice el ejercicio de participación ciudadana. Sin embargo, en caso de que la Corte declare inconstitucional la solicitud, la bancada de Morena no cuenta con un plan B. Sobre la posibilidad de que se vea a los ex presidentes tras las rejas, el coordinador morenista respondió: “No quiero adelantar vísperas. Creo en el derecho y por eso no me genero perspectivas inciertas. Vamos a esperar a ver qué resuelve la Corte, es un tema delicado. Yo no creo que se hayan presentado en la historia un asunto de tal magnitud”. Dijo que esta consulta no va dirigida a los adversarios políticos, “es más un clamor de justicia y visibilizar que nunca más vuelvan a suceder actos de corrupción, de conductas antijurídicas por quienes están al frente de las instituciones desde el Presidente de la República hasta legisladores, jueces y magistrados”.