El gobierno del estado optó por los costos más bajos al asignar los contratos para comprar zapatos, faldas y pantalones escolares, en los concursos por invitación que organizó en agosto pasado.

Así se aprecia en las actas de apertura de propuestas económicas que realizó la Secretaría de Administración (SA), como parte del desarrollo de los procedimientos de asignación.  

Tras asistir a la ceremonia el Grito de Independencia, el secretario de Educación, Melitón Lozano Pérez, fue interrogado sobre los costos finales de los uniformes escolares que adquirió la administración estatal, pero señaló que no contaba con los datos en ese momento.

El funcionario aseguró que el costo final de las prendas no es mayor al que se registró hace un año durante la gubernatura interina, a la que la actual administración acusó de comprarlas con sobrecosto.

Deciden por costos más baratos entre dos empresas

En el concurso por invitación GESAC-014-403/2020, para adquirir zapatos escolares, inicialmente participaban cinco empresas: Calzado Grismar S.A. de C.V., Grupo Pellini S.A. de C.V, Manufacturera Aguirre de León S.A. de C.V., María Guadalupe Ramírez Villalobos y Vía Donna S.A. de C.V. 

Sin embargo, en la apertura de las propuestas económicas que entregaron los participantes, ya solo participaron dos proveedores: María Guadalupe Ramírez Villalobos y Calzado Grismar S.A. de C.V. 

La primera empresa planteó un costo de 54 millones como “importe mínimo” y de 135 millones para el caso de un “importe máximo”, según el número de pares solicitados por el gobierno estatal.

En tanto Calzado Grismar S.A. de C.V., que ganó el concurso por presentar la propuesta más baja, tasó el costo de los artículos entre 52.2 y 130.5 millones de pesos, como sus propuestas mínima y máxima, que son menores a los de la otra proveedora.

Acta Zapatos by reportero econsulta

La empresa ingresó al Registro Público del Comercio en 2004, con sede en León Guanajuato, y sus accionistas son: Alejandro, Manuel y Fernando Márquez Ponce, Adela Ponce de Márquez, así como Manuel Márquez Caballero.

Apenas en diciembre de 2019, la empresa reportó al RPC la ampliación de su objeto social que solo consistía en la elaboración de calzado, para que también se pueda dedicar al arrendamiento y venta de bienes inmuebles, administrar sociedades mercantiles, otorgar daciones y pagos en cumplimiento de obligaciones propias o de terceros, así como girar, librar, suscribir y otorgar, aceptar y endosar toda clase de títulos de crédito.

Lo mismo pasa con las faldas y pantalones

En el acta del concurso por invitación GESAC-012-401-/2020 para adquirir pantalones y faldas también participaban cinco empresas inicialmente: Deustomex Servicios Comerciales S.A. de C.V., Consorcio Inuus S. de R.L. de C.V., Impulsora Textil Mexicana S.A. de C.V., Suministro de Bienes y Servicios Murnath S.A. de C.V. y Ventas Búfalo S.A. de C.V.

Al final, en la apertura de propuestas económicas, solo se presentaron Deustomex Servicios Comerciales S.A. de C.V. e Impulsora Mexicana Textil.

Acta Faldas y Pantalones by reportero econsulta

Deustomex propuso un costo de 166.45 pesos para el pantalón y de 164.45 pesos para el caso de la falda, mientras que Impulsora Mexicana -que ganó el concurso- estableció un precio de 149 pesos para ambas prendas.

En el documento se indica que el contrato prevé 210 mil 236 pantalones y 205 mil 457 faldas como mínimo y 525 mil 588 y 513 mil 642 como máximo.  

De esa forma, Deustomex planteó un costo total de 69.4 millones de pesos por los lotes de ambas prendas como un monto mínimo, mientras que por un monto máximo estableció 173.5 millones.

En tanto, Impulsora Mexicana estableció 62.5 millones de pesos y 155.6 millones de pesos, respectivamente.

La empresa ganadora fue constituida en 2001 en Puebla, teniendo como accionistas a Fernando Maurer Budib, a María Eugenia y Jorge Pujol Villar.