Salvador Pineda  reveló que, contrario a otros hombres, él prefiere la soledad y no vivir en pareja; sin embargo, eso no lo limita a tener relaciones con distintas mujeres.

 “Yo vivo solo afortunadamente, tengo mis novias, pero viviendo en su casa, me van a visitar de vez en cuando, como visitas conyugales a la cárcel, pero no, yo soy más ermitaño, me gusta más la soledad… así me crie… no soy de esas personas que sean muy familiares, o que les guste regresar a su hogar para que su mujer les haga un tecito, lo besen los niños y le pongan una música bella, no”, destacó.

De la misma forma, el histrión confesó que no ha sido un buen padre y por tal motivo no tiene comunicación con los 10 hijos que procreó. “Yo no veo a mis hijos hace mucho tiempo, con la única que tengo contacto es con una niña que tengo en Tijuana, pero no he tenido contacto con los otros desde chicos, ahora sí que son hijos de su mamá”.

Por otra parte, el villano de las telenovelas también manifestó estar viviendo la crisis que ha dejado la pandemia del coronavirus en el medio artístico. “Muy mal, como todo mundo… viviendo de mis ahorros, no hay trabajo, no hay películas, no hay teatros, no hay televisión, entonces estamos desesperados”.

De esta manera, el actor reconocido por su trabajo en telenovelas como El derecho de nacer (1981), Esmeralda (1997), Corazón salvaje (2009), Triunfo del Amor (2011) y Muchacha italiana viene a casarse (2014), sigue dejando claro que pese a su gusto por las mujeres nunca considerará la palabra compromiso.