La Tercera Sala en Materia Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla ratificó la sentencia a favor de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) por la venta ilegal que hizo Garden Teas del equipo de fútbol Lobos BUAP, por lo que la empresa de Mario Mendívil deberá pagar los 180 millones de pesos que la institución demanda.


El documento donde la magistrada María Emma Peralta Suárez decide ratificar el fallo del 24 de septiembre de 2019, por parte del Juez Tercero Especializado en materia Civil del Distrito Judicial de Puebla, fue dado a conocer a través de la cuenta en Twitter del periodista deportivo Ignacio Suárez.

En dicho documento se ratifica el fallo dentro del expediente 543/2019, que había sido apelado por el abogado Javier Coello Trejo al no haber sido favorable a su cliente,  la empresa Garden Teas de México, de Mario Mendívil, quien para el torneo 2019 de la Federación Mexicana de Fútbol hizo la venta de Lobos BUAP a GE Inmobiliaria para convertirlo en FC Juárez.
 


Con ese resolutivo que inicialmente había emitido el juez Hugo Isaac Arzola Muñoz, la empresa Garden Teas está obligada a pagar como mínimo los 180 millones de pesos que la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla reclama a través de sus apoderados legales, lo que representa el doble de los 90 que pretendía pagarle Mario Mendívil a la universidad poblana por la venta del club.
 

Mendívil vendió el club Lobos BUAP a los empresarios de Ciudad Juárez por 380 millones de pesos, muy por encima de lo que pretendía pagar a la universidad poblana. Además, ante la Fiscalía General del Estado denunció al rector Alfonso Esparza Ortiz por el supuesto desvío de recursos de la BUAP para el equipo de fútbol, mientras que la institución hizo lo mismo contra Mendívil por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, sin que ninguno de los casos se haya resuelto aún.


Apenas se haga la notificación correspondiente a las partes involucradas, se dará por resuelta la apelación, por lo que la empresa Garden Teas deberá de acordar con la BUAP la entrega de los 180 millones de pesos, independientemente del procedimiento legal al que pueda hacerse acreedora la Federación Mexicana de Fútbol por avalar la transacción el torneo pasado.