La contingencia sanitaria y el confinamiento social a causa del Covid-19 provocó que los delitos se frenaran por en la calle a falta de personas, sin embargo los delincuentes solamente se mudaron al ciberespacio pues en un lapso de 90 días el Consejo de Organismos Empresariales (COE) documentó 100 fraudes en contra de sus agremiados.

En entrevista César Bonilla Yunes, presidente del organismo en Puebla señaló que los fraudes más recurrentes se dan durante la compra de algún artículo, principalmente electrónico, esto aunado al ya documentado en la venta de vehículos que se hace a través de falsas páginas de internet usando a marcas de prestigio como Volkswagen.

"Independiente de los asaltos y robos a mano armada se está propagando más todavía los intentos de extorsiones telefónicas, las amenazas, los fraudes cibernéticos, ya que copian páginas similares, te pongo un ejemplo Volkswagen y en vez de poner Volkswagen de México SA ponen Volkswagen de México S.A y es otra empresa y tratan de generar ventas en línea y no solo de Volkswagen sino cualquier empresa", señaló Bonilla Yunes.

Agregó que también el fraude cibernético se ha incrementado a través de las compras vía internet con empresas que tienen buena reputación, pero los correos son correctamente clonados, cambiando un punto o una coma, con eso engañan a los consumidores que piensan que están comprando un producto en la página real.

Señaló que entre los organismos agremiados tienen conocimiento de 100 fraudes en los últimos tres meses con montos de los 2 mil a los 150 mil pesos, sin embargo no está cuantificado pero sí está reportado, aunque nulos resultados han tenido por parte de la Policía Cibernética.

"En sí la delincuencia organizada al ver que la gente no salía y está comprando en línea, pensó en capacitarse en cuanto a los fraudes cibernéticos, utilizando direcciones cibernéticas adheridas a las empresas con buena reputación para engañar a la gente creyendo que estaban tratando con una buena empresa, depositando a cuentas de terceros cuando en realidad estaban haciendo el uso indebido de un nombre que no le pertenece", reiteró.

En otros delitos comunes se encuentra el robo a transporte público, el cual acusaron que es constante y se ha vuelto "el pan de cada día", ya que a pesar de que algunas unidades ya cuentan con cámaras y botones de pánico se siguen dando muchos asaltos que afectan directamente a las empresas porque dejan a los trabajadores sin celular o sin dinero, en el mejor de los casos.

Señaló que en el robo a transportes de carga en las carreteras si bien pudo darse una reducción porcentual en los últimos meses fue porque no había actividad, sin embargo conforme se reactiva la economía y empieza a haber movimiento se ha incrementado la incidencia.

"Habíamos dicho el año pasado de casos reportados por las empresas de los sectores que representamos se habían incrementado un 10 o 15 por ciento, sin embargo esos incrementos disminuyen por la inactividad económica no porque hubiera resultado en del combate a la delincuencia", señaló.