Tras manifestaciones de rechazo a los actos de corrupción documentados contra el comisario de Seguridad Pública de TexmelucanJorge Alberto Ramos Cruz, empresarios del municipio exigieron su destitución inmediata y acusaron a la alcaldesa Norma Layón Aarún por omisión a las denuncias ciudadanas.

El presidente de la Coparmex en Texmelucan, Irving Mendoza González, destacó en entrevista con e-consulta que esta movilización de empresarios unidos surgió luego de que agentes de tránsito municipal agredieron a su colega Juan Pablo Domínguez, el pasado 28 de agosto.

“De manera concreta son tres los motivos por los que exigimos que se regulen los operativos y las sanciones en el municipio; uno es que Juan Pablo es empresario de la región; dos, que el Comisario de seguridad ya cuenta con varias denuncias por extorsión y tres porque no podemos tener a cargo de nuestra seguridad a alguien que se maneja bajo la corrupción”, comentó el funcionario.

Además, dijo que la presidenta municipal se había comprometido a acudir a una reunión con los empresarios de la CanacoCoparmex, el Colegio de Abogados y el Colegio de Contadores de la región Texmelucan para lograr consensos y tomar decisiones, pero nunca llegó.

“La esperamos el día de ayer afuera de la sala de Cabildos, nosotros llegamos desde las 12:30 pero ella nunca se apareció, a pesar de que ya habíamos dejado claro que no llegaríamos a ningún acuerdo si no estaba presente la presidenta”, agregó.

A través de un comunicado de prensa empresarios señalaron que esta falta de compromiso por parte de la autoridad “demuestra la falta de seriedad y pone al descubierto la complicidad con el encargado de la seguridad en el municipio texmeluquense”. 

“Ciudadanos, cámaras empresariales, colegios, organismos de la sociedad civil y colectivos, nos hemos pronunciado con argumentos y evidencias contra la red de corrupciónextorsión y amenazas con la que elementos de tránsito actúan, al amparo de la cabeza de la Comisario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Jorge Alberto Ramos Cruz y de la misma alcaldesa Norma Layón”

Mendoza González dijo que este martes integrantes de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) se sumaron a las protestas, cansados de los abusos que a diario cometen los uniformados contra los conductores en el corredor de la autopista y el municipio. 

“A los choferes se les obliga a bajarse de las unidades en los operativos que montan los agentes de tránsito y se les busca cualquier falla para enviarlos al corralón y pagar la multa, claro, si es que antes no los extorsionan con las famosas mordidas, los vehículos son revisados sin ninguna clase de orden de revisión”, añadió.

Y pidió a la alcaldesa Norma Layón que se preste al diálogo y dejen a un lado los actos de corrupción. “Ya es hora de que este municipio cuente con reglamentos de vialidad claros, donde se le impongan multas a aquellos que realmente cometen una infracción, es urgente que se regulen los operativos y se hagan para el bienestar común y no en beneficio de unos cuantos”, concluyó.

De igual forma, diversos presidentes auxiliares se han adherido a las manifestaciones debido a que la reunión sostenida el fin de semana sólo sirvió para la foto y la publicación de un boletín en medios afines al gobierno municipal, expuso. 

“Este fenómeno no acabará si no se destituye al comisario de Comisario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, que ha sido acusado también del delito de extorsión”, aseguraron en un comunicado los empresarios.

“Hemos pedido al Gobierno del Estado y al Congreso del Estado que actúen ya que se vulnera el Estado de Derecho, el Poder Legislativo ha tomado cartas en el asunto, confiamos que el Ejecutivo también lo hará”, finalizó.