Más de 675 millones de pesos fueron canalizados entre 2018 y 2020 a través de la partida 3370 de “Servicios de Seguridad y Protección” a cargo de la Secretaría de Gobernación en Puebla, calificada como una “partida secreta”, y de la que el actual gobierno estatal ha ejercido por lo menos 94.8 millones de pesos. 

El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que capítulo de gasto fue utilizado para desviar 241 millones de pesos durante los gobiernos panistas y la gubernatura interina, por lo que su administración presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

La denuncia incluye al ex secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, quien aseguró que Barbosa conocía con antelación el uso de esa partida y que incluso fueron utilizados recursos para el proceso de transición entre la gubernatura interina y la gestión del morenista.

Gastaron más en 2018

La asignación de recursos y gasto de esa partida presupuestal puede consultarse en los estados financieros de la Secretaría de Gobernación, disponibles en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), en los que se indica que entre 2018 y el segundo trimestre de 2020 se destinaron 675 millones 547 mil 140 pesos. 

En 2018 se ejerció la mayor cantidad, al sumar 470 millones 747 mil 140 pesos.

Sin embargo en el último trimestre de ese año se realizaron dos asignaciones presupuestales, una por 124.6 millones de pesos y otra más por 135.2 millones.

El periodo coincide con el proceso de impugnación del triunfo de Martha Erika Alonso Hidalgo como gobernadora de Puebla, y quien tras asumir el cargo murió en diciembre en un accidente de helicóptero.

El ex gobernador de Oaxaca, Diódoro Carrasco Altamirano, se desempeñó como titular de la dependencia en ese año.

En 2019, cuando Manzanilla Prieto estuvo al frente de la dependencia, el presupuesto de la partida 3370 ascendió a 176 millones 500 mil pesos, cantidad que implica una reducción a menos de la mitad de la marcada en 2018. 

Hay que recordar que fue el primero de agosto de ese año cuando inició el gobierno de Barbosa Huerta, por lo que el gasto realizado durante el cuarto trimestre correspondería solo a su gestión, y fue de 66.5 millones de pesos.

Mientras tanto en el primero y segundo trimestre de 2020, el ejercicio asciende a 28 millones 300 mil pesos, por lo que en suma la gestión actual ha dispuesto de 94.8 millones de pesos.

Debe destacarse que en los documentos disponibles se indica que la partida de “Servicios de Seguridad y Protección” está destinada a la realización de programas, investigaciones, acciones y actividades en seguridad pública de actividades oficiales, “cuya realización implique riesgo, urgencia y confidencialidad extrema”.