El retorno a clases bajo la modalidad en línea debido a la Nueva Normalidad que dejó la pandemia del Covid-19 causó estragos en los establecimientos ligados a esta actividad, ya que papelerías ubicadas en el centro de Puebla reportan una caída en las ventas entre el 50 y 60 por ciento

El regreso a clases de más de 1 millón 700 mil estudiantes en Puebla no representó lo que en años anteriores para los dueños de papelerías, tiendas de mochilas y uniformes, ya que sus ventas se han visto mermadas no solamente por la crisis sino por las clases en la modalidad digital.

A través de un recorrido realizado por este medio se pudo confirmar la ausencia de las grandes filas o aglomeraciones dentro de los locales de librerías y tiendas de mochilas, así como zapaterías, pues en esta ocasión lucían con menos gente.

Los ubicados en la calle 8 Poniente tenían con poca gente en comparación con años anteriores, sin embargo los clientes que llegaban debían de esperar su turno para poder entrar y evitar aglomeraciones dentro.

Para este fin algunos establecimientos colocaron señalética y restringieron el paso a una persona por familia además de que colocaron marcas en el piso para separar a las personas y brindarles gel antibacterial.

Sin embargo, como ocurre en otro tipo de establecimientos, hay quienes no respetan estas medidas y buscan ingresar a como dé lugar o no respetan las medidas en el piso para marcar el 1.5 metro de distancia entre cada persona que recomiendan las autoridades.

De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), alrededor de 127 negocios estarían ofertando artículos escolares, aunque la temporada está perdida debido a que no se esperaba una gran demanda ya que las clases serían virtuales. 

“Desgraciadamente por el tema del Covid-19, la temporada se está perdiendo, sí hay cierta actividad pero la verdad es que nada que ver con la normal, las ventas disminuyeron como un 50 o 60 por ciento, así como con las demás temporadas esta desgraciadamente se va a perder también”, aseguró su presidente, Marco Antonio Prósperi Calderón.

Por su parte el representante del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico José Juan Ayala Vázquez, dijo no tener datos de cuánta derrama económica esperan “la gente solo acude a preguntar y no ha comprado", señaló.

En días pasados el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que el regreso a clases en la nueva normalidad debía verse como en años anteriores, por lo que recomendó a los padres de familia que los niños usarán uniforme y respetaran los horarios establecidos para tomar sus clases, ya sea a través de internet o en televisión abierta.

No obstante algunos padres han tenido que acatar la compra de útiles a pesar de que los niños no pueden ir a las escuelas de forma presencial, ya que esto se trata de un requisito establecido por las escuelas tal y como las cuotas que no lograron ser eliminadas a pesar del llamado de las autoridades.