Cuando las cosas no salen bien se pueden ir complicando al punto en que la solución se ve distante, más fácil apagar la computadora y dar por terminada la clase, como lo pudo pensar un maestro de Quintana Roo.

El profesor no lograba conectar con sus alumnos y las fallas técnicas no se solucionaban, tal vez era sólo un clic, pero en los momentos de apuro no siempre se toma la decisión correcta.

La usuaria de Twitter @reginahl_ contó que su maestro tuvo muchas de fallas técnicas a la hora de dar su clase, pues de repente se le iba la señal y se cortaban algunas cosas de las que estaba hablando.

El no poder tener el control de la situación pudo causar inseguridad en el maestro, incluso pensar en que se burlarían de él.

El maestro le pidió a los alumnos que le dieran algún comentario, idea sugerencia y hasta reclamo de su clase.

La respuesta de los alumnos dejo al maestro conmovido, al punto de decir que estar al punto del llanto.

“Pues nada más decirle que no se angustie, no se preocupe, nosotros aquí lo apoyamos”, “Está muy interesante y muy bonita su clase”, “Gracias doctor, por su dedicación”, son mensajes de apoyo que recibió el maestro.

“Gracias, estoy a punto del llanto”, expresó el maestro.