Un hombre que se encontraba soldando un carro tanque de gas LP en el área de servicio de la agencia Isuzu, en San Andrés Cholula, murió a causa de una explosión que se registró al realizar sus labores, mientras que su sobrino, que lo acompañaba en el trabajo, sufrió algunas quemaduras.

De acuerdo con información preliminar se sabe que el ahora occiso, de 31 años de edad llegó junto con su sobrino de 11 años y su primo de 13 años, hasta la agencia Isuzu ubicada en la carretera federal Puebla-Atlixco, a la altura de San Andrés Cholula.

Los tres tenían asignada una labor de soldar una pieza interior de un carro tanque de gas LP de 42 mil litros con logos de la empresa Mobil, sin embargo al momento de iniciar sus labores se suscitó la explosión generando una fuerte ola expansiva.

Este hecho provocó que el soldador saliera proyectado aproximadamente 20 metros mientras que su hijo sufrió algunas quemaduras, en tanto que su sobrino salió ileso y solamente enfrentó una crisis nerviosa debido a los hechos que atestiguó.

El personal de la agencia de vehículos pesados así como vecinos de la zona dieron aviso de inmediato el número de emergencias 911, debido a lo aparatoso del estruendo, por lo que en cuestión de minutos llegó personal de la Policía Municipal de San Andrés Cholula, así como Bomberos y Protección Civil, tanto Estatal como de esta misma demarcación.

La explosión no generó ningún tipo de incendio sin embargo la onda expansiva fue tal que pedazos de una escalera metálica con la que se encontraban trabajando salieron proyectados varios metros, incluso dañando un automóvil que se encontraba en el estacionamiento y arrojando otros fragmentos en la vía pública.

Los paramédicos de Protección Civil Municipal de San Andrés Cholula que llegaron al sitio confirmaron el deceso del hombre, el cual pereció de forma instantánea, por lo que se encargaron de realizar el traslado del menor con quemaduras hasta el Hospital del Niño Poblano, donde su estado se reporta estable.

El área quedó acordonada por los cuerpos de seguridad pública y bajo la inspección de Bomberos y Protección Civil para que los servicios periciales de la Fiscalía General del Estado realicen las diligencias correspondientes al levantamiento de cadáver.

Cabe señalar que el ahora occiso, así como sus familiares, no pertenecen a la nómina de la agencia Isuzu porque fueron contratados de manera externa para realizar el trabajo de soldado, sin embargo se espera que la empresa se haga responsable por este incidente de trabajo que ocurrió dentro de sus instalaciones.