Si se comprueba que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, estuvo involucrado en los sobornos que otorgó Emilio Lozoya para aprobar la reforma energética cuando se desempeñaba como senador de la República, se tiene que aplicar todo el peso de la justicia.  

En rueda de prensa virtual, la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN), Verónica Sobrado, exigió que nadie, ni nada puede estar por encima de la ley, sean de administraciones anteriores o actuales.  

“Nadie, ni nada por encima de la Ley. Si se prueba la comisión de algún delito por parte de un funcionario, ex funcionario, gobernador, legislador seguiremos exigiendo que se le castigue hasta las últimas consecuencias” 

Hizo un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR) para que en lo que respecta al caso Lozoya se lleve a cabo una investigación que garantice el debido proceso.  

“Desde Acción Nacional refrendamos nuestro compromiso con el combate a la corrupción (…) sin importar de quien se trate”, aseguró.  

La representante popular por Puebla, exigió a las autoridades conducirse con legalidad evitando la filtración de cualquier medio de prueba en la investigación.  

Aseveró que la justicia se debe impartir de manera pronta, expedita, universal y sin distinción alguna.  

El gobernador tendrá que aclarar con verdades los señalamientos de los que ha sido objeto, insistió.