Habitantes de Tébessa, Argelia, se llevaron una poco grata sorpresa cuando encontraron un domicilio repleto de trabajos de brujería, donde había desde peluches con candados, hasta animales torturados. Las imágenes del lugar fueron difundidas por un usuario llamado Herman Sudil  a través de redes sociales.

Miles de usuarios en todo el mundo quedaron impactados por las fotografías, donde se muestra un gran repertorio de supuesta magia negra. El lugar fue denominado "fabrica mágica" y está ubicada en el barrio de Al-Aqarat, que se cree pertenece a un brujo en el país árabe.

Algunos más curiosos encontraron símbolos extraños, oraciones escritas, muñecas, armas blancas, telas, agujas y hasta cadáveres de animales. En las fotografías encontradas se puede ver a personas de todas las edades y géneros, incluso bebés, sometidos a este tipo de conjuros.

Por su parte, los servicios de seguridad de Argelia iniciaron una investigación para tratar de esclarecer el caso.

 

Foto: Facebook