Un video donde se aprecia a ex funcionarios del Senado ligados al Partido Acción Nacional, guardar fajos de billetes presuntamente en pago por votos para la reforma energética encabezada por el entonces presidente Enrique Peña Nieto, fue divulgado anoche

En las imágenes se aprecia a Rafael Jesús Caraveo Opengo, ex secretario técnico de la Comisión de Administración del Senado, revisar varias bolsas de plástico transparente con fajos de billetes de 200 y 500 pesos, contarlas y luego meterlas en una maleta negra, fue divulgado en redes sociales y en medios nacionales.

Caraveo Opengo ocupó dicho cargo durante el tiempo en que el panista Ernesto Cordero Arroyo fue presidente del Senado, entre septiembre de 2017 a agosto de 2018. Su jefe inmediato era el también senador panista José Luis Lavalle Maury.

Otro de los hombres que aparece en el video fue identificado como Guillermo Gutiérrez Badillo, quien trabajaba para la fracción parlamentaria del PAN y actualmente es el secretario particular del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez.

El material se subió en una cuenta de YouTube, registrada con el nombre Juan Jesús Lozoya Austin, hermano de Emilio Ricardo Lozoya Austin.

Fuentes de la Fiscalía General de la República aseguraron que este video no forma parte de las pruebas aportadas por el ex director general de Petróleos Mexicanos, en la denuncia que presentó la semana pasada, sobre posibles actos de corrupción que implican a ex legisladores y dirigentes partidistas, según una nota de La Jornada.

Horas después de la difusión, el abogado de Emilio Lozoya, Miguel Ontiveros Alonso, afirmó que Juan Jesús Lozoya no tiene ninguna cuenta de YouTube, y que denunciará ante la FGR por la utilización dolosa de su nombre.

El video, de 4 minutos y 17 segundos de duración, se publicó con el título “El video de Emilio Lozoya (prueba de sobornos)”, con el subtítulo “Aquí se ve como se reciben dinero para contratos de PEMEX”.

La acción se desarrolla dentro de una pequeña oficina del nuevo edificio del Senado. En el video se ve a tres hombres con trajes negros y camisa blanca, que intervienen en el conteo del dinero, pero no se refieren en ningún momento a cuál sería el destino del efectivo.