Los restaurantes Chimichurri y “El Portón”, en el corredor gastronómico de la Avenida Juárez, en la ciudad de Puebla, cerraron en definitiva sus puertas al no poder aguantar más la crisis desatada por la pandemia de Covid-19

A través de sus redes sociales, la administración de Chimichurri,  ubicado en la calle 27 Sur 701, agradeció la preferencia de sus clientes poblanos quienes por más 25 años lo frecuentaron . Informó que esperan a su clientela en la reapertura de la sucursal Sonata.

A su vez, El Portón informó que su sucursal ubicada en la calle 21 sur, esquina con la Avenida Juárez, se suma a la lista de los 120 establecimientos agremiados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) que cerrarán sus puertas por lo que resta del año o definitivamente.

El Portón dio a conocer que seguirán dando servicio a sus clientes en la sucursal ubicada frente a Plaza Dorada.

La firma buscó maneras de subsistir al confinamiento como la venta de comida para llevar a través de las aplicaciones como Uber Eats y Rappi, pero no fue suficiente.

Desde el mes de junio se pudo constatar que algunos restaurantes y bares ubicados en colonia La Paz y la Avenida Juárez ya lucían desmantelados al no haber logrado sobrevivir  a la pandemia con  rentas y nómina sin tener ingresos por ventas.

Otros  locales en las mismas condiciones son el Wiking-Wings, ubicado en la calle Chignahuapan número 11, casi esquina con Tepeyahualco, en la colonia La Paz, así como El Torito sucursal La Paz, un restaurante-bar situado en el número 108-A de la calle Teziutlán Sur. 

La Dictadura que apenas en diciembre pasado fue inaugurado, no logró mantenerse y ahora la propiedad que lo albergaba ya se encuentra disponible para un arrendamiento. Un restaurante-bar con razón social Vetz Gastropub en la Avenida Juárez número 1914-B, tampoco sobrevivió a la pandemia y tuvo que cerrar sus puertas.