Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay persecución política en contra de Felipe Calderón por el caso de Genaro García Luna y afirmó que ya lo perdonó luego de lo que calificó como un fraude en las elecciones de 2006, cuando se postuló por primera vez para la Presidencia de México.

"Está enojado el ex presidente Calderón conmigo, dice que hay persecución política, nada de eso, yo ya lo perdoné, nos robó la presidencia, él lo sabe, pero yo no odio", dijo. 

Durante La Mañanera desde Acapulco reiteró que la resolución tras la investigación sobre el ex secretario de Seguridad tiene que ver con el juez de Estados Unidos, "no es conmigo, es con el juez que está investigando el caso, ni modo que yo vaya a decirle al juez 'ya no investigues, exonera a García Luna', pues eso no lo puedo hacer, obviamente no me corresponde, es un asunto del gobierno estadunidense". 

Respecto a las acusaciones de Emilio Lozoya sobre Enrique Peña Nieto por presunto soborno, López Obrador recordó que "ayudaría mucho que declarara"; sin embargo, aclaró que antes el ex director de Pemex tiene que probar sus dichos.